Préstamo o Minicrédito, qué escoger. En este artículo vamos a ver cuáles son las diferencias entre ambos productos financieros, veremos cuándo conviene pedir uno u otro, veremos sus características y quiénes solicitan estos productos financieros y por qué.

15113123091_5123916704_b

¿Qué es y qué se necesita para conseguir un Minicrédito?

Los minicréditos son de pequeña cuantía y de corto periodo de amortización, por lo que no son recomendables para financiar nada más que el circulante o pequeños déficits de tesorería en momentos muy puntuales pues los minicréditos  son muy caros.  Los minicréditos van destinados a aquellos que ya no saben de dónde conseguir dinero y es por eso que sus anuncios son tan llamativos y también es por eso que te lo suelen poner todo tan “fácil” Algunos hasta te ofrecen cantidades algo mayores, pero, los tipos de interés también suelen ser grandes y por eso no los recomendamos.

El funcionamiento es muy sencillo, entras en su página web e  introduces tus datos: DNI, Nombre y Apellidos, un número de móvil y rápidamente te hacen un estudio de solvencia y en poco tiempo tienes el dinero ingresado en tú cuenta (eso si es poco importe el que solicitas, sino se tarda más).

Como hemos indicado, no se pide mucha cosa para préstamos pequeños, sin embargo para préstamos de varios miles de euros ya sí se piden las nóminas, contrato laboral y otros documentos varios para comprobar tú solvencia. Se pide poca documentación para los minicréditos porque como se cobran intereses altísimos de miles por ciento anualizado, por ejemplo, en  Vivus dan un ejemplo en el que se dice que para un préstamo de 100 euros a 30 días, los intereses serían de 24 euros, lo que equivale a una TAE del 1270% y si al final resulta que si alguien deja de pagar, como hay muchos prestamistas que sí que pagan bien en tiempo y forma, estos compensan de sobras los prestamistas morosos que no han pagado sus minicréditos y de esta forma esas empresas que se dedican a eso siempre tienen beneficios.

A los impagados que consiguen recobrarles también les cobran unas buenas comisiones, por ejemplo en Vivus  avisan de que si no pagas te cobrarán una penalización por impago y mora del 1,00% diario sobre el importe impagado y con un límite máximo del 200% sobre el principal. También te cosen a llamadas y te incluyen en los registros de morosos tipo ASNEF.

Como decimos, los préstamos de mayor importe, que ya no son minicréditos, ya siguen un conducto más tradicional, ten envían un formulario que debes retornar rellenado junto con la documentación que te piden. También en estos caso los tipos de interés suelen ser más  “normales”, del orden del 8% para arriba, pero no las barbaridades que se cobran con los minicréditos, intereses y comisiones que ya rozan la usura y que deberían estar prohibidos por ley pero que no están prohibidos porque se aprovechan de un vacío legal ( Ley 16/2011 de contratos de crédito) en que los microcréditos quedan fuera del control del Banco de España y así nos va, que estamos invadidos por usureros por todos lados que están haciendo el agosto con la necesidad ajena en tiempos de crisis.

Como ejemplos de empresas recientes de microcréditos podemos citar a  Kredito24hWongaVivusQue bueno y como ejemplos de empresas que ya llevan más tiempo en el mercado y que conceden préstamos más grandes, podemos citar a : Cetelem y a Cofidis.

¿Qué es un Préstamo?

Un préstamo es un contrato celebrado entre dos partes mediante por el cual una entrega a la otra una determinada cantidad de dinero y la otra parte se compromete a devolverlo en un plazo determinado mediante el pago de una serie de cuotas regulares o en una sola cuota al final del préstamo, si es que así se pacta entre las partes. Esto conlleva una serie de gastos por comisiones, como puede ser la comisión de estudio, la de apertura, también existe la de cancelación anticipada y, por último, hay también unos  intereses que tiene que pagar el solicitante del préstamo y que representan el precio a pagar por dicho préstamo concedido.

¿Para qué suelen solicitar préstamos las pymes?

Las pymes suelen solicitar préstamos para para emprender, para  financiar proyectos de inversión en su inmovilizado para su crecimiento,  para proyectos de expansión e internacionalización o para reformas e incluso para reunificar sus deudas. Se piden préstamos porque  las pymes no suelen disponer de todo el dinero necesario para poder llevar adelante estos proyectos  así que para solucionar ese déficit financiero las pymes suelen recurrir a  las entidades de crédito tradicionales, o a una plataforma de Crowdlending, a solicitar financiación.

En función de las garantías exigidas hay diferentes tipos de préstamos.  Están los préstamos personales, que suelen llevar garantía personal y suelen ser más caros. Como decimos este tipo de préstamos  solo se conceden si van avalados personalmente por el administrador o por los dueños de la pyme. Sin embargo los préstamos con garantía hipotecaria, como tienen la garantía del bien hipotecado financiado, son más fáciles de conseguir y tienen un tipo de interés mucho más barato que los préstamos personales, ya que, en caso de pagarse el préstamo hipotecario,  la entidad se quedaría con el bien hipotecado  y así se cobraría la parte del préstamo que hubiera quedado pendiente.

Ventajas de solicitar un préstamo mediante Crowdlending

  1. Un ahorro de tiempo y de costes financieros. La financiación por Crowdlending  es más barata que la financiación tradicional, hoy en día se están cerrando préstamos bancarios con cifras de interés de dos dígitos, mientras que por Crowdlending se puede encontrar financiación a un  4% o 5% anual, si la empresa es solvente. Para las empresas de riesgo bajo o moderado, también pueden  encontrar financiación mediante Crowdlending pero ya a unos tipos medios de un 7% u 8% anual. Las empresas de Crowdlending tampoco cobran nada por el estudio de solvencia, ni por publicar la solicitud de la pyme en su Marketplace.  Tampoco cobran nada por amortización anticipada y tampoco te obligan a contratar otros productos financieros (seguros, planes de pensiones, tarjetas) como requisito previo indispensable para que te puedan conceder la financiación.
  2. Una mayor flexibilidad en el plazo de amortización y en el importe del préstamo: Tanto en la cuantía del préstamo como en el plazo de amortización  hay una mayor flexibilidad ya que lo fija el promotor solicitante de financiación, la empresa de Crowdlending solo le puede asesorar sobre qué es lo mejor para la pyme, pero es ésta, en última instancia, quien tiene la decisión final sobre el plazo de amortización y el importe final del préstamo.
  3. Una mayor rapidez en la tramitación y en la concesión del préstamo: Lo más complicado es la fase de análisis de solvencia de la pyme que solicita financiación, pero si la pasa sin problemas, el resto es muy sencillo ya que seguidamente se publica su solicitud de financiación en el Marketplace y ya cuando los inversores ya hayan suscrito el 100%, la empresa de Crowdlending se encargará de todo lo demás: , de firmar el contrato de préstamo, de transferir el dinero a la pyme y de cobrar las cuotas al prestatario e ingresarlas a los inversores.

Les recomendamos que lean también el artículo: Qué es el Crowdlending y, sobre todo,  nuestro eBook “Guía de introducción al Crowdlending”, ya que allí encontrarán toda la información que en este artículo les pueda faltar sobre el interesante mundo del Crowdlending.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,883, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *