En España la financiación a corto plazo para pymes está casi monopolizada por la banca tradicional, las pymes se financian en más de un 80% a través de las entidades de crédito tradicionales y en el presente artículo vamos a tratar de ver de qué forma y con qué productos se financian a corto plazo nuestras pymes.

 Financiación a Corto Plazo para Pymes

Como sabemos existe un tipo de financiación a Largo Plazo que consiste en obtener recursos a devolver en plazo superior al año y que se usan para financiar inversiones en activo y para dotar a la empresa de una estructura estable desde el punto de vista financiero. Luego existen otra serie de financiación más a corto plazo y que son más para la operativa del día a día. Son los que vamos a ver en este artículo, aquí nuestro objetivo es saber cuáles son y para qué se utilizan habitualmente cada uno de ellos.

Tarjeta, póliza o línea de crédito

Englobamos en este punto a las tarjetas de crédito, las pólizas de crédito y a las líneas de crédito ya que todas ellas son cantidades a crédito que el banco nos concede y que podemos utilizar de nuevo una vez hayamos pagado la liquidación correspondiente de cada mes (Crédito Revolving), básicamente consiste en que el banco nos autoriza una cierta cantidad de dinero a crédito para disponer en la tarjeta o en una cuenta y es el que la pyme utiliza para realizar sus compras, pagar sus dietas, locomoción, financiar el circulante a crédito (existencias, cobro de clientes, pago a proveedores, etc.) Por este servicio se pagarán una serie de comisiones y de intereses que irán en función de la cantidad dispuesta o no dispuesta y de la forma en que se usó (por disponer en efectivo, cobran más), no obstante, todo ello vendrá reflejado claramente en un contrato que se firma previamente entre ambas partes.

Financiación mediante proveedores

Es lo que se conoce habitualmente como crédito comercial y que consiste en el plazo de pago que te dan tus proveedores para poder pagarles las mercancías o servicios suministrados a la pyme, no suele ser muy largos y estos varían entre 1,2 y 3 meses, en el mejor de los casos. A veces incluso se puede negociar con ellos un descuento financiero por pronto pago que redunda en beneficio de la pyme ya que por pagar en menor plazo obtiene un buen descuento financiero por compras que luego se reflejará en su cuenta de resultados en forma de un mayor beneficio.

Financiación mediante Leasing o Renting.

El Leasing, básicamente, consiste en la firma de un contrato que nos permite usar un bien y que es financiado por una entidad de Leasing y pagado a plazos por la pyme, suele ser financiaciones a plazo mayor a un año, aunque también los hay a corto plazo; al final del contrato el bien tiene un valor de recompra que podemos ejercer o no para quedárnoslo en propiedad y el contrato de Renting es como un alquiler normal de un bien que se computa como gasto y que nos da derecho de uso sobre el mismo y que al finalizar el contrato, hay que devolverlo y contratar otro Renting nuevo.

Financiación por descuento de títulos de crédito

Toda actividad empresarial lleva implícito el tener títulos de crédito con vencimiento a plazo, como por ejemplo los pagarés o las letras de cambio, estos efectos comerciales pueden llevarse al banco para descontar antes de su vencimiento y la entidad bancaria te adelantará el importe previo descuento de una serie de comisiones y de intereses que irán en función del importe del título y del plazo de tiempo que falte hasta su vencimiento. Si luego el efecto resulta impagado, normalmente la entidad te cargará el título en cuenta más unos gastos de devolución.

El Factoring y el Confirming

Son dos formas de financiación para la pymes. El Factoring consiste en que cedemos a una entidad especializa (factor) nuestros derechos de cobro sobre nuestros clientes, la cual se encarga de cobrarles nuestras facturas a cambio de anticiparnos el importe de las mismas previo descuento de unos gastos y de unos intereses que irán en función del monto total y del plazo de vencimiento que falte. Se puede pactar que la pyme quede exenta de responsabilidad en caso de impago y al revés. Suele ser una forma de financiación bastante cara.

El Confirming, por el contrario, se aplica a los proveedores de la pyme, consiste en que una entidad especializada (normalmente una entidad de crédito tradicional) se hace cargo de la gestión de pago a proveedores de la pyme de tal forma que si algún proveedor de la misma necesita financiación a corto plazo y desea que se le paguen las facturas antes de llegar al vencimiento, la entidad de Confirming le ofrece esta posibilidad a cambio de unos gastos en forma de intereses y comisiones que se le descuenta del principal y que nuevamente irán en función del importe y del plazo que falte hasta el vencimiento. Se suele utilizar por las pymes para cobrar facturas emitidas a empresas grandes que pagan muy tarde, es una facilidad que le da el cliente a sus proveedores para que puedan financiarse a corto plazo y que a la empresa de Confirming le interesa porque intermediando cobra intereses y comisiones.

Descubiertos

Esta es la forma más cara y menos recomendada para financiarse a corto plazo, ya que el banco mete unas comisiones y unos intereses por este servicio trastocan la cuenta de resultados financieros de la pyme. A veces por tener un pequeño descubierto de pocos euros te pueden cobrar 30€ de comisión o por pagarte un recibito suelen cobrarte unos intereses por descubierto del 25% e incluso más. Básicamente el descubierto consiste en que el banco te permite tener la cuenta en números rojos, es decir, por debajo de tú disponibilidad de efectivo real, con ello el banco permite que la pyme se financie a corto plazo pero a un precio desorbitado. Tiene la ventaja de que permite cubrir momentos puntuales en que necesitas cubrir un pago y no tienes con qué, ya que se dispone de forma inmediata sin tener que presentar documentación y con solo una simple autorización del responsable de la entidad financiera.

Crowdlending

El Crowdlending es una nueva alternativa de inversión y de financiación que se está implantando en España y que ya goza de gran éxito y prestigio en EEUU y en UK en donde se están moviendo ya miles de millones en Crowdlending. Consiste en que una multitud de inversores aportan sus fondos para concederle un préstamo a un solicitante de financiación para financiar su proyecto de inversión, intermediando está la empresa de Crowdlending que de una forma transparente hace el estudio de solvencia del solicitante, asesora al promotor y a los inversores, se encarga de darle publicidad a su solicitud, de hacer el contrato de préstamo y de cobrar las cuotas.

En Crowdlending.es te informamos y te asesoramos sobre cómo y dónde invertir en Crowdlending, te damos toda la información que necesitas al respecto y ponemos a tú disposición toda una serie de herramientas que te permitirán invertir y controlar, sin tener que salir de nuestra web, todas las inversiones que hagas en todas las plataformas web de Crowdlending de España.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,599, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *