En esta ocasión vamos a hacer un análisis del Crowdlending frente a estos dos sistemas de financiación para pymes que ha nacido en España y que son el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) y el MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija), vamos a ver cuáles son sus fortalezas y debilidades, sus ventajas y sus desventajas y también haremos una crítica constructiva de todas ellas para ver en que se pueden mejorar, en definitiva, vamos a analizar el MAB y el MARF frente al Crowdlending.

El MAB y el MARF frente al Crowdlending

¿Qué es el MAB?

El MAB es un Mercado Alternativo Bursátil que nace en el año 2006 con la autorización del Gobierno de España y que está gestionado y dirigido por BME (Bolsas y Mercados Españoles) y supervisado por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) por tanto es un mercado organizado que nace en España con la vocación de ser un mercado de valores que sirva para financiar a las pymes fundamentalmente (las pymes representan el 95% de las empresas y que dan trabajo a 3/4 partes del empleo y que suponen 2/3 del PIB español), así el MAB consiste en un sistema multilateral de negociación (SMF) en donde se encuentran inversores y solicitantes de financiación empresarial con el objetivo de obtener financiación y de rentabilizar sus ahorros, respectivamente, y nace porque las Bolsas de valores oficiales (Reunidas en lo que se conoce como el Mercado Continuo que aglutina la negociación y contratación online de las cuatro Bolsas españolas) están más destinadas a financiar a grandes empresas y las pymes se quedaban fuera de esa obtención de financiación empresarial por vía bursátil. (También en Gran Bretaña con el Aim Britanico, en Alemania con el Neuer Markt o en Francia con el Nouveau Marché, se han creado instituciones de financiación similares al MAB para la facilitar la financiación de pymes)

El MAB solicita menos requisitos que la Bolsa Oficial para entrar, por lo tanto facilita a las pymes su acceso para que puedan financiar sus proyectos empresariales de expansión y, de rebote, les va bien para dar a conocer su empresa, incrementar la transparencia, la marca y el prestigio reforzando su posición comercial y de empresa frente a proveedores y clientes. En el MAB los costes son más bajos y la regulación más laxa y supone una buena plataforma de aprendizaje para cuando la empresa esté preparada para dar el salto a la Bolsa oficial.

No obstante para entrar se deben reunir unos requisitos mínimos como ser una Sociedad Anónima, con su capital dividido en acciones transmisibles, que lleven una contabilidad con arreglo al PGC (Plan General Contable y a las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) y se debe solicitar que se le asigne un Asesor Registrado que es una figura nueva que consiste en un profesional especializado que te guiará durante todo el proceso hasta la plena incorporación al MAB y un Proveedor de Liquidez para que se facilite la negociación bursátil Proveedor de Liquidez al que se obliga a mantener posiciones de oferta y demanda por un importe efectivo mínimo. Decir que se deben hacer solicitudes de financiación por importe superior a 2 millones de euros y que el compromiso de permanencia mínimo del inversor es de 1 año.

En el MAB cotizan empresas pequeñas en expansión con fuerte componente innovador, así como Entidades de Capital Riesgo (ECR) Sociedades de Inversión en Capital Variable (SICAV) o Sociedades de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMI).

Pese a todos los controles siempre se pueden dar casos de fiascos, como el de Let’s Gowex, S.A. que de un día para otro cayó en quiebra y con su caída se esfumaron más de dos mil millones de euros debido a la megalomanía de su creador Jenaro Garcia y a que detrás no había nada solido solo promesas de crear WIFI gratis en todo el mundo y hacer negocio con ello.

¿Qué es el MARF?

El MARF es un Mercado Alternativo de Renta Fija que nace en 2013 para que las pymes obtengan financiación y que es dirigido por AIAF Mercado de Renta Fija, SA, el mercado de renta fija se creó en 1986 para que se financiaran grandes empresas emitiendo renta fija. El MARF, por tanto, es un mercado alternativo creado como un sistema multilateral de negociación (igual que el MAB) pero para la negociación de renta fija privada y nace con el objetivo de que las pymes en expansión puedan financiarse mediante la emisión de títulos de renta fija, una emisión que estaba normalmente permitida solo a grandes empresas por su elevados importes.

Con la creación del MARF se ha abierto la financiación mediante renta fija a las pymes, por lo menos en teoría, ya que hasta la fecha se ha conseguido financiación por tan solo unos pocos cientos de millones. Y decimos en teoría porque el perfil del solicitante es demasiado exigente pues deben ser empresas muy solventes que deben tener una facturación superior a 50 millones de euros, unos beneficios superiores a 10 millones y la emisión de bonos debe ser por valor superior a 20 millones de euros (cuantía que nos parece totalmente desorbitada si lo que se pretende es facilitar la financiación a pymes y que creemos que debería ser de 2 o 3 millones €)

También aquí contarán con la figura del Asesor Registrado que les guiará durante todo el proceso de emisión de bonos y los inversores pueden ser institucionales o particulares que pueden invertir a partir de 100.000 euros, cosa que nos parece también exagerado, pues limita la inversión a muchos particulares que no disponen de semejante cantidad de dinero para invertir en la expansión de una pyme, creemos que se debería bajar ese mínimo para facilitar la inversión a los inversores particulares.

El coste de financiarse mediante el MARF es más barato que si lo comparamos con otras vías de financiación alternativas, pero tiene como contraindicación que tiene costes de emisión de un dos o tres por ciento y para esas cantidades supone un buen pellizco.

Crowdlending, la mejor alternativa para financiarse una pyme

Visto lo visto, ni MAB, ni MARF, ni banca tradicional, lo ideal para financiarse una pyme es mediante Crowdlending, la pyme siempre tiene a una empresa de Crowdlending detrás que le asesora constantemente, que le facilita los trámites de acceso, que le realiza el análisis de solvencia, que le tramita el contrato de préstamo, que le gestiona las cuotas y le efectúa las retenciones pertinentes sobre los rendimientos del capital mobiliario a los intereses que genera el empréstito y que representa una ganancia para el inversor y encima la pyme se beneficia de una mayor rapidez en la concesión y a menores costes que en la banca tradicional, en definitiva, desde Crowdlending.es invitamos a todas la pymes a que acudan a esta forma moderna y alternativa de financiación que es el Crowdlending.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,599, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *