El anticipo de facturas es una alternativa más de financiación de la que disponen las pymes para financiar su circulante, sirve para adelantar los cobros de nuestros clientes sin tener que esperar a que llegue el vencimiento, es, por tanto, una fuente más de financiación a corto plazo que está siendo muy utilizada por las pymes, en este artículo vamos a hablar de ello, del anticipo de facturas.

1386796469b534e-600x395

¿Qué es el anticipo de facturas?

El anticipo de facturas  es una forma de cobrar anticipadamente las facturas que emitimos a nuestros clientes, no debemos confundirlo con el descuento de efectos, ya que para esta modalidad previamente debe existir un título de crédito emitido por nuestro cliente para que lo podamos llevar a descontar (cheque, pagaré o letra de cambio, por ejemplo) pero para el anticipo de facturas no hace falta título de crédito alguno, se giran los recibos de nuestra facturación y la entidad bancaria nos deja disponer del saldo total de ellos con independencia del vencimiento, a cambio de ello nos cobra una tasa de interés y una comisión por el servicio de anticipo de facturas. Con ello conseguimos evitar la falta de liquidez, conseguimos financiar nuestra tesorería eficientemente y el no tener que recurrir a costosos cargos por descubierto en cuenta o a otras formas de financiación a corto plazo más onerosas.

¿Cómo  funciona el anticipo de facturas?

Pues su funcionamiento es muy sencillo, tal y como hemos ya explicado más arriba, consiste en, como su propio nombre indica, en un anticipo del cobro de facturas a su emisión sin tener que esperar a su vencimiento, en cuanto que se emite la remesa de recibos y está sale abonada en cuenta la entidad de crédito ya te permite disponer del saldo sin tener que esperar a que llegue el vencimiento de cada factura, ahora bien, si luego de llegado el vencimiento alguna no es atendida, se te cargará en cuenta más unos gastos de devolución y si el número de devoluciones es muy grande, hasta te pueden anular el servicio de anticipo de facturas.

Por otro lado, si dicha factura está documentado su cobro en un título de crédito, entonces ha dicho anticipo de factura se le denomina descuento comercial y para eso se debe tener contratada con una entidad de crédito una línea de descuento.

¿Qué es una línea de descuento?

Una línea de descuento es un servicio financiero que las empresas usan para financiar su circulante mediante el descuento de facturas documentadas en títulos de crédito tales como pagarés, talones, cheques bancarios o letras de cambio y que aún no hayan vencido.

Por lo tanto una línea de descuento consiste en servicio financiero que se firma con una entidad de crédito que le permite a la empresa el poder presentar al descuento todos los títulos de crédito de sus clientes con vencimiento futuro. Con ello la empresa consigue cobrar anticipadamente pagando por ello unos intereses de descuento que van en función del importe del título de crédito a descontar y del plazo que falta hasta su vencimiento.

Para la concesión de una línea de descuento, también se suele hacer un estudio de riesgos de la empresa que la solicita y que consiste básicamente en mirar si la empresa solicitante ha presentado y pagado todos sus impuestos, en mirar cómo son sus cuentas anuales y en ver si la empresa está incluida en algún registro de morosos (RAI o ASNEF). Una vez contrastada esta información y concedida la línea de descuento, también se hace un pequeño estudio de los clientes habituales de la empresa que emiten los títulos de crédito que se suelen llevar a descontar, de tal forma que si se descubre que alguna de estas empresas se ha vuelto insolvente, la entidad financiera se puede negar a descontar dichos títulos de crédito.

Luego la entidad financiera también va llevando un registro histórico de todas las incidencias que van habiendo durante la vigencia de la línea de descuento con todos los títulos de crédito que se han descontado y si ven que son muchos los títulos descontados devueltos, la entidad financiera puede suspender o anular, la línea de descuento, de forma definitiva.

Otra forma de anticipar las facturas de los clientes es el factoring.

¿Qué es el factoring?

El factoring es una forma de financiarse que tienen las empresas y que consiste en que nuestra empresa (el cedente) hace una cesión de su cartera de créditos pendientes de cobro (los deudores) a favor de una entidad (el factor) y que es la que se encarga de la gestión de cobro y que es la que anticipa, total o parcialmente, el importe de dichas facturas, cobrando por ello un coste que va en función del tiempo que falte hasta el vencimiento y del importe total de las facturas a descontar.

El factoring es muy utilizado por las grandes empresas y por hacértelo te cobran unos interés que varían en función del plazo de vencimiento y también te cobran unas comisiones, por costes del servicio,  e incluso también te pueden cobrar algún coste de seguro o de gastos de estudio, pero todo esto hay que negociarlo. Las pymes suelen acudir al Factoring solo cuando trabajan con grandes empresas, ya que éstas tienen pagos aplazados a muy largo plazo.

La cesión de ese derecho de cobro puede ser total (sin recurso) haciéndose cargo la empresa de factoring del riesgo de impago y del recobro o bien puede ser una cesión de derecho de cobro parcial (con recurso) en la que la empresa de factoring se encarga del cobro de las facturas pero, en caso de impago, somos nosotros quienes nos hacemos cargo del impago y del recobro y es por este motivo por el que este segundo tipo de factoring el el que más se usa habitualmente.

La entidad de factoring, antes de aceptarnos como cliente, también hace un exhaustivo estudio de nuestra empresa y de nuestra cartera de clientes, lo cual también nos sirve como asesoramiento financiero para nosotros (para saber en qué vamos mal) y también nos sirve de asesoramiento comercial, ya que nos dice que tal son nuestros clientes( si son solventes o no).

Ya existen empresas de internet, como Circulantis o Finanzarel, que se dedican a esto y si quieres más información sobre financiación pincha en el siguiente enlace que habla sobre cómo conseguir más financiación empresarial.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,883, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Comments (2)

Author’s gravatar

Muy interesante artículo, sobre todo por definir sus diferencias con el factoring, conceptos que a menudo se confunden. Saludos.

Responder
Author’s gravatar

Hola Javier

Muchas gracias por su comentario, nos anima a continuar trabajando para dar a conocer las diferentes formas de financiación que hay en el mercado para las empresas.

Un saludo.

ESTEBAN LÓPEZ

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *