Las imposiciones a plazo fijo son un producto financiero que ofrece la banca y que consiste en un contrato entre una persona y una entidad financiera mediante por el cual la primera deposita una cierta cantidad de dinero en la segunda y no podrá disponer de él hasta llegado un determinado vencimiento futuro pactado de mutuo acuerdo, a cambio de esto la entidad financiera le remunerará con un determinado tipo de interés, o con un regalo, a la persona que ha depositado allí su dinero y que éste será mayor, cuanto mayor tiempo esté allí el dinero depositado a plazo fijo.

IMPOSICIONES A PLAZO FIJO

Se ha puesto de moda que, en vez de darte un determinado tipo de interés por tener depositado a plazo fijo allí tú dinero, te den un regalo como remuneración y que bien puede ser un ordenador, un televisor o un viaje de lujo. A esto se le llama remuneración en especie y también está sujeta a retención fiscal, tal y como veremos más adelante.

Por tanto la imposición a plazo fijo es un tipo de ahorro que siempre ha gozado de un gran prestigio y es de gran tradición en la economía española entre pequeños y grandes ahorradores por su bajo riesgo y una aceptable, pero pequeña, rentabilidad.

En España las imposiciones a plazo fijo son más conocidas como depósitos a plazo fijo pero, en mi opinión, lo que en realidad es la imposición a plazo fijo es como una especie de préstamo que una persona le hace a una entidad de crédito de una cierta cantidad de dinero para que ésta se lo devuelva a una determinada fecha y con un determinado tipo de interés (ver el artículo dónde se explica: ¿Qué es un préstamo?).

En dicho contrato de imposición a plazo fijo se debe pactar también si se va a renovar o no, si esto se hace tácitamente o previa denuncia expresa de alguna de las partes por escrito de que no se quiere continuar con el depósito a plazo fijo, también se debe poner en qué cuenta se quiere que se abonen los intereses devengados, las comisiones que se van a cobrar, la periodicidad del devengo y cobro de intereses. Más adelante,  en el apartado sobre las características de las imposiciones a plazo fijo, volveremos a hablar de ello.

En la actualidad es raro encontrar tipos de interés para este tipo de producto de ahorro que superen el 2 o 3%, algunos bancos que solo operan por internet pueden ofrecer algo más de interés porque tienen menos gastos de infraestructura (menos oficinas reales, menos empleados)

 

Consejos, condiciones y características de las imposiciones a plazo fijo

1.- El plazo de vencimiento antes solía ser largo. En la banca tradicional se solía establecer imposiciones a plazo de más de un año, pero ya hay entidades, sobre todo las de internet, que te ofrecen imposiciones a plazo fijo de 1 mes, 3 meses o 6 meses e incluso ya hay alguna que te ofrecen imposiciones a plazo fijo hasta por días o semanas. Mira cual te conviene más y elige la que más te convenga.

2.-Inversión mínima. A veces suelen pedir una inversión mínima para poder acceder a cobrar determinados tipos de interés o determinados regalos y esta cantidad mínima suele ser superior a los 6000€ aunque, como en el caso anterior, ya hay entidades que no imponen cantidad mínima. De nuevo: busque, compare y si encuentra algo mejor, haga su imposición a plazo fijo.

3.- Penalizaciones.  Algunas entidades establecen penalizaciones si dispones del dinero depositado a plazo fijo antes de haber llegado la fecha de vencimiento, debe constar expresamente en el contrato esta posibilidad (porque si no te tendrías que esperar al vencimiento para poder disponer de dichos fondos) y se puede perder, parte o todos, los intereses devengados y aún no cobrados. Ojo con esto, no es un tema baladí.

4.-Periodicidad del cobro de intereses. Como hemos dicho más arriba la liquidación de intereses puede ser mensual, trimestral, cada seis meses, anual o, sino, ya hay que esperar a la fecha de vencimiento en que se cobrarán todos los intereses devengados todos  juntos.

5.-Remuneración del capital depositado.  Se debe pactar en el contrato si va a ser remuneración en especie o mediante la aplicación de un determinado tipo de interés, se debe fijar el regalo que se recibirá o el tipo exacto de interés que se cobrará.

6.-Prórroga de la imposición a plazo fijo. Como hemos señalado anteriormente se debe establecer claramente en el contrato una cláusula que estipule la forma de prorrogar el depósito a plazo fijo, si se hace de forma automática por un plazo igual al anteriormente suscrito, si se hará con el mismo tipo de interés u otro y si se debe denunciar por escrito con anticipación (si ésta es de un mes, de dos o lo que sea, se debe especificar) que no se quiere renovar el depósito a plazo fijo sino que se quiere recuperar el capital inicial más los intereses al vencimiento. Hay que estar muy atentos con esto, pues si se renueva automáticamente y nosotros queríamos recuperar el dinero, ya será demasiado tarde y podemos incurrir  en penalizaciones indeseables.

 

Fiscalidad de las imposiciones a plazo fijo

Hasta el 1-7-2015 la fiscalidad de los depósitos a plazo fijo era del 20% hasta los primeros 6000€ de intereses, del  22% desde más de  6000 y hasta 50000€ y del 24% a partir de 50000€, pero desde primeros de julio el Gobierno de España ha cambiado estos porcentajes y han quedado como se puede apreciar en la tabla siguiente.

TIPOS DE RETENCIÓN

Destacar que esta retenciones se aplican por tramos, es decir, que si usted ha ganado 10.000 € en intereses por sus imposición a plazo fijo, se le aplicaría un 20% de retención a los primeros 6000€ (1200€) y un 22% a los 4000€ (880€) restantes, es decir en total se le retendrían 2080€.

También destacar que las remuneraciones en especie también tienen retención fiscal con los mimos porcentajes y se debe declarar el valor de mercado del bien regalado más la retención fiscal que el banco le haya practicado como retención por remuneración en especie y que usted ya recuperará, o no, cuando haga su declaración de la renta.

 

Consejo gratuito para pagar menos a Hacienda

Si lo que quieres es pagar menos a Hacienda por los intereses generados por tus imposiciones a plazo fijo el consejo que te damos es que pactes los vencimientos de los intereses para el próximo año 2016 ya que entonces las retenciones fiscales estarán al 19%, 21% y 23% respectivamente para cada tramo señalado anteriormente.

Da igual cuando se haya firmado la imposición, si se firmó en 2013, 2014 o  en 2015, se retiene cuando se liquidan los intereses y nos lo ingresan en nuestra cuenta. Así que, para próxima imposiciones a plazo fijo, tengamos la precaución de poner el devengo y pago de intereses para 2016, no es mucho dinero el que nos ahorraremos, pero menos da una piedra.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,600, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *