Los términos de crowdfunding y crowdlending están muy de moda, cada vez más, como manera de inversión y de obtener financiación. Están tan de actualidad que se está preparando una legislación especial para ello.
Diferencias entre crowdfunding y crowdlending
En muchas ocasiones se confunden estos términos, o incluso se toma el crowdfunding como una forma de financiación en la que se incluyen las características del crowdlending. La realidad es que son dos maneras de conseguir dinero para tus proyectos, pero la forma de hacerlo difiere bastante entre una y otra.

Es importante saber, antes de analizar las diferencias entre crowdfunding y crowdlending, que existen dos tipos de crowdfunding: la primera, es la donación a un proyecto normalmente de forma desinteresada, por lo que no se considera una inversión; en cambio, la segunda opción es la que más se acerca al crowdlending, pues es un crowdfunding por el que o bien, inviertes un dinero para conseguir un porcentaje de participación en un proyecto, o bien se ofrece un préstamo que después se recuperará.

El equity crowdfunding, o conseguir tener parte del proyecto

Probablemente es el tipo de crowdfunding que necesita de un análisis más profundo a la hora de evaluar los riesgos. El inversor solo entrará en el proyecto para obtener un beneficio económico, por lo que si el plan no funciona como querías, puedes perder toda tu inversión. La única manera de conseguir la recuperación de dinero sin necesidad de que el proyecto sea un éxito, es vendiendo tu participación a otra persona o entidad.

Y el Crowlending, ¿qué es?

Se considera Crowlending a los préstamos de dinero a un proyecto o persona, por lo que realmente estamos hablando de un tipo de préstamo financiado con capital privado. Este préstamo deberá devolverse en los pagos que se establezcan, junto al tipo de interés que se acuerde entre los interesados.

Realmente, el crowlending es la financiación más parecida a la que puede realizar un banco. En vez de una entidad bancaria o financiera, es una persona particular o una empresa quien decide prestarte el dinero, con las condiciones que establezcan las partes. El dinero se devolverá junto a unos intereses, sin que la persona que presta el dinero tenga acceso a los beneficios del proyecto ni, en un principio, pierde si el plan no funciona como esperan sus creadores.

Lo cierto, es que las dos maneras de crowdfunding son utilizadas en su mayoría para nuevos proyectos, pero el caso del crowdlending es más apropiado para proyectos que ya tienen una solvencia económica pero no quieren o no pueden acceder a los préstamos bancarios.

Cuáles son las diferencias entre crowdfunding y el crowdlending

Por tanto, hablar de crowdfunding y crowdlending son dos formas de financiación muy distintas. Aun así, podemos decir que existe una mayor similitud del crowdlending con el crowdfunding equity, por lo que compararemos algunos aspectos para saber de una manera más clara cuales son las diferencias entre ambos.

El riesgo. En el crowdfunding se puede considerar muy alto, ya que solo recuperaremos nuestro dinero (sin tener en cuenta el beneficio que podemos obtener) si el proyecto en el que inviertes consigue tener éxito. Habitualmente, este tipo de inversiones ven sus resultados en un periodo de tiempo largo, con una media de unos 5 años. En el caso de crowdlending, el riesgo es menor ya que se reciben los pagos acordados en el tiempo acordado, por lo que salvo que exista unos resultados muy malos del proyecto y los responsables tengan problemas reales financieros, podremos tener nuestro dinero de vuelta.

Beneficios que se obtienen. El prestamista en los dos casos obtienen una buena recompensa, siempre que funcione el proyecto como se espera. En el caso del crowdlending, los beneficios están relacionados con el tipo de interés, por lo que se conoce en el momento que se establece la relación. Pero en el caso del crowdfunding, los beneficios dependen del éxito del proyecto donde se invierta, pues realmente es una parte del accionado de este.

Garantías. En el caso del crowdfunding no existe garantías, el inversor debe fiarse de su intuición y análisis del proyecto para conocer la rentabilidad que le va a proporcionar. En el caso del crowdlending depende de las condiciones que se hayan cerrado en el inicio de la relación, con la firma del contrato, pero sí que pueden estar presentes.

Por último, hay que tener en cuenta que en el crowdlending se lleva un mejor control de como funciona el proyecto, pues mensualmente hay una relación entre la empresa y el inversor, aunque solo sea para el pago de la cuota correspondiente. En el caso del crowdfunding, entra dentro de la voluntad de los gestores que quieran ofrecer algún tipo de información al inversor sobre la situación del proyecto.

Hay que tener en cuenta que utilizar una forma de financiación no indica que tengamos que renunciar a otras. Debemos tomar el crowdfunding y el crowdlending como lo que es, una forma de obtener dinero para poder llevar a cabo un proyecto.

Si decides utilizar el crowdfunding en cualquiera de sus modalidades es importante tener un plan de marketing para conseguir convencer a los inversores de que el proyecto en el que quieres que inviertan, el tuyo, realmente va a dar los resultados esperados. Por tanto, debemos pararnos a pensar como transmitir nuestro proyecto de una manera sencilla, cercana a todo el mundo, y en el caso de hablar del crowdfundig equity, debemos realizar un análisis exhaustivo de la financiación y los posibles beneficios.

En el caso del crowdlending lo que realmente debemos demostrar a los inversores es que somos solventes y vamos a devolver el préstamo en tiempo y forma. Por tanto, es más probable que tengamos éxito en esta forma de financiación si ya hemos conseguido lanzar algún proyecto anterior con éxito, o tengamos algún tipo de garantía que ofrezca que van a tener su dinero de vuelta sin problemas.

Antes de lanzarte por una forma de financiación debemos evaluar en qué estado está nuestro proyecto y si realmente va a ser atractivo para las inversionistas privados.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,884, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *