¿Qué es el Shadow Banking?

No es lo que su simple traducción al castellano indica: una banca en la sombra, no, podríamos definirla como:

Un conjunto de entidades, actividades o intermediarios financieros que intervienen en el mercado financiero, (sustituyendo, a veces, a la banca tradicional en algunas de sus funciones, como en la de dar crédito, por ejemplo), pero que no están reguladas, ni incluidas, dentro del sistema financiero bancario tradicional fuertemente regulado y que por tanto no están sometidos a dicha regulación ni a las directrices de los bancos centrales, ni se nutren de ellos, ni reciben garantía púbica por sus actividades (al menos en teoría, como ya veremos más adelante).

La banca en la sombra suelen explotar nichos que nos son aprovechados por los bancos y que cada vez crecen más en volumen: entre todos los países más desarrollados, ya están moviendo más de 70 billones de dólares, lo que representa una cuarta parte del total de activos en manos de intermediarios financieros, no obstante, decir que en España la banca en la sombra es aún muy poco importante, pero sabemos que está creciendo lentamente.​

Qué es el Shadow Banking

¿Quién y qué hay detrás de la Banca en la Sombra?

Detrás están, por ejemplo, las Socimi, (Sociedad Cotizada Anónima de Inversión en el Mercado Inmobiliario, que invierten en inmuebles y gestionan alquileres), las Sociedades de Capital Riesgo (SCR), los Business Angels (que son inversores privados que dan crédito a empresas) Sociedades de Crowdfunding y otros muchos son Fondos de Inversión (Hedge Funds, Brokers-Dealers, etc) Fondos que intervienen en los diferentes mercados financieros (Bolsa, mercados de divisas, de materias primas o de deuda estatal) también están los Fondos del Mercado Monetario que son Fondos de Inversión que compran activos líquidos a corto plazo de renta fija (como bonos del tesoro con alta clasificación de triple A) que están admitidos a negociación en mercados secundarios y que son líquidos como los depósitos bancarios, pues en cualquier momento puedes retirar la inversión, al menos teóricamente, como luego explicaremos.

Por tanto gran parte de la Banca en la Sombra son Fondos de Inversión que invierten en muchos tipos de productos financieros diferentes, por ejemplo comprando divisas, deudas, derivados (opciones y futuros) es decir, invierten en toda clase de productos, hasta en los muy complejos (como son los productos reempaquetados fruto de la titulización de créditos que hacen las entidades de crédito tradicionales, las cuales empaquetan sus créditos a largo plazo en un nuevo producto financiero que luego pueden vender y así obtener financiación inmediata de créditos hipotecarios ilíquidos) o invierten en deuda que emiten gobiernos de todo el mundo.

Para todo ello disponen de Ingentes fondos de dinero que son gestionados por personas muy avezadas en la inversión financiera internacional, gente que saben muy bien lo que hacen y cómo sacarle buen rendimiento a ese dinero, mediante grandes operaciones de inversión que les reportan pingües beneficios, a ellos y a sus partícipes.

¿Cuáles son los riesgos de la Banca en la Sombra?

No obstante, como cualquier fondo que invierte en productos financieros complejos, la Banca en la Sombra no está exentos de riesgos y a veces pueden verse afectados por circunstancias extrañas y repentinas que hagan que el valor de sus activos caigan de forma sorprendente y se produzcan depreciaciones inesperadas que puedan dar al traste con el fondo entero ( tal y como paso cuando quebró Lehman Brothers, allá en 2008) son situaciones impredecibles que pueden hacer que se produzca un escenario de pánico y de espantada general que lleve a que muchos partícipes empiecen a sospechar que sus fondos no están tan seguros y ello les lleva a querer retirar los mismos de forma precipitada y urgente (ya que el que antes los retire, menor riesgo corre y menos pierde).

Esta situación de estampida puede traer problemas de financiación y de solvencia a Estados y sistemas financieros enteros, ya que se puede provocar un “efecto dominó” que lleve a una crisis sistémica importante a la economía mundial de consecuencias impredecibles, pues su caída podría arrastrar al resto del sistema financiero tradicional. Es por eso que cuando pasa algo así, tienen que intervenir las autoridades monetarias (la FED y los Bancos Centrales de todo el mundo) para tratar de evitar la hemorragia y que el sistema financiero no muera desangrado por la caída de la confianza en la solvencia del sistema, es por eso que no dejarán caer nunca a estos fondos tan enormes y es por eso que se rescatan hasta con dinero público, si hace falta, porque, de no hacerlo así, el desastre podría ser aún mayor y de consecuencias incalculables.

Es lo que se conoce como “too big to fail” y que afecta tanto a la banca tradicional como a la banca en la sombra y que ha provocado el que ya se esté empezando a regular, tanto en EEUU como en Europa, con el objetivo de crear una nueva normativa que regule, de alguna forma, a toda esta banca en la sombre y que así se pueda aportar algo de “luz” a esa “sombra” en la que estaban inmersa dicha banca.

¿Está la Banca Tradicional implicada en la Banca en la Sombra?

Sí. La banca en la sombra, a veces, suele ser una ampliación de la banca tradicional encubierta. La banca en la sombra realiza sus actividades dentro del mercado financiero, es decir, dentro de la ley, pero como a veces tienen que traspasar las rígidas normas de la banca tradicional, ésta crean entidades ex profeso para sortear dicho corsé. Además ambas bancas están interconectadas entre sí, pues se necesitan la una a la otra, y a ambas les unen el objetivo de querer ganar dinero mediante el movimiento de sus ingentes fondos dinerarios y para ello se necesitan la una necesita a la otra, como vehículo de inversión y expansión de su negocio. De esta forma también lo que consigue la banca tradicional es traspasar el riesgo a otras entidades, darle aire a la ingeniería financiera como agente dinamizador de la economía global y crear nuevas formas de hacer negocio a gran escala que reporten grandes beneficios, no obstante, se debe estar muy encima de ello para no caer en riesgos inadecuados, tanto para los fondos en cuestión, como para sus clientes y el sistema financiero en general.

¿El Crowdlending es Banca en la Sombra?

Pues sí, el Crowdlending, entraría dentro de esta Banca en la Sombra de la que estamos hablando, ya que es es una nueva manera de dar crédito a las empresas con la que muchos inversores prestan a una pyme saltándose la rigidez normativa del sistema bancario tradicional. Como hemos dicho muchas veces, el Crowdlending es una forma de inversión segura y rentable para los ahorradores y es muy buena para las pymes ya que se benefician de una financiación más rápida, sencilla y barata. Además la empresa de Crowdlending siempre está detrás, velando porque las dos partes cumplan sus compromisos, haciendo de garante para que todas las operaciones se hagan de forma correcta y legal. También se encarga del cobro de las cuotas y del recobro de las mismas, en caso de haber alguna impagada. Desde Crowdlending.es queremos promocionar esta nueva forma de financiación e inversión invitándoles a informarse con nuestros artículos, en nuestro foro y a formar parte de nuestra comunidad.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,761, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *