En este artículo vamos a hablar de otras formas de financiación a parte del Crowdlending, vamos a tratar de  enumerar las principales posibilidades de financiación que tienen nuestras pymes en España para poder financiar su actividad de una forma sostenible y equilibrada que les permita sobrevivir en el tiempo sin excesivos agobios económicos.

finanzas

Una forma de financiarse que tienen las pymes  es mediante los Business Angels, que son inversores privados que aportan su dinero y su “Know How” (saber hacer) para apoyar financieramente a empresas que están empezando pero que tienen potencial (Startups) y que ellos confían que van a triunfar; para ello son capaces de aportar su dinero y conocimiento para en un futuro recuperarlo y sacar beneficio de ello; es lo mismo que hacen las Sociedades de Capital Riesgo, solo que estas últimas aportan un dinero que no es suyo, sino que es de terceros, pero el objetivo final es similar, es decir, pero en este caso aportan dinero entrando en el capital de la empresa para así financiarla capitalizándola, con el objetivo de que ésta crezca y se haga más grande y más y más valiosa. Las SCR no suelen participar en la gestión, aunque sí que le hacen un seguimiento para ver si van bien las cosas, y cuando ya ven que la empresa funciona bien y ya está bien cotizada, es cuando se deshacen de su inversión vendiendo su participación en el capital y obteniendo así una buena rentabilidad-

Otra opción de financiación son las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) que son entidades financieras creadas para conceder avales a sus socios de tal forma que esto les permita obtener más fácilmente créditos en la banca tradicional. Para acceder a sus avales debes hacerte socio aportando un capital comprando acciones de la SGR que suele ser del 2 al 4% del importe del préstamo, capital que puedes reembolsar una vez hayas devuelto el crédito, y el coste del aval suele rondar del 0,75 al 1,5% del préstamo. Si quieren saber más sobre este tipo de sociedades les recomendamos que lean nuestro artículo titulado “Sociedades de Garantía Recíproca“.

Otras formas de de financiación a corto plazo que utilizan las empresas es la de financiarse mediante el crédito que les dan los Proveedores para el pago aplazado de sus compras que puede ir desde los 30 días hasta los 60 ó 90 días e incluso más; luego existen unas empresas financieras que se denominan empresas de Factoring y que son unas entidades que cogen la facturación de la empresa y le adelantan el dinero a la misma antes de que llegue el vencimiento de dichas facturas, encargándose ésta de presentarlas al cobro al cliente en fecha y forma;  luego también están las empresas de Confirming, que son entidades que se encargan de adelantarles el dinero a los proveedores de la empresa para que éstos puedan cobrar antes del vencimiento y así poder conseguir financiación, en ambos casos, todo es a cambio del cobro de unos intereses y comisiones que dependerán del plazo de tiempo que falte hasta el vencimiento del efecto comercial.

Más formas de financiación habituales para las pymes

Las empresas también se financian mediante empresas de leasing que son unas entidades que les financian el bien que necesitan a cambio de pagar una cuota de leasing por su uso durante un tiempo pactado entre las partes, dicha cuota contiene capital e intereses y al finalizar dicho plazo resultará que el bien tendrá un valor residual que, si lo paga la empresa, dicho bien pasará a ser ya de su propiedad (hasta entonces la empresa solo tendrá derecho al uso del mismo) y lo mismo pasa con el Renting, que es otra forma de poder usar los bienes financiados, pero aquí la empresa de Renting es la que le alquila el bien a otra empresa  para que ésta pueda usar dicho bien durante un plazo de tiempo estipulado durante el que la empresa solo tiene que pagarle a la empresa de Renting una cuota de Renting mensual, y otra diferencia es que aquí no hay valor residual y cuando se acaba el contrato de Renting el bien se tiene que devolver a la empresa de Renting sí o sí.

Tanto en el caso del Leasing como en el del Renting,  la ventaja es que te dejan disponer del bien sin tenerlo que pagar al contado, ya que solo te obligan a pagar unas cómodas cuotas mensuales durante un plazo de tiempo pactado por contrato, por lo que desde el inicio la empresa ya puede disponer del bien y puede empezar a funcionar sin tener que hacer un gran desembolso inicial de dinero.

Otra forma con la que se financian las empresas es mediante el Descuento de Efectos y ésta es una modalidad de financiación que consiste en que la empresa lleva su papel comercial (talones, pagarés, recibos) a descontar al banco y este le adelanta el dinero a cambio de cobrarle unos intereses y unas comisiones que irán en función del plazo de tiempo que falte hasta el vencimiento.

También las empresas suelen utilizar para financiarse lo que se conocen como Pólizas de Crédito, que son Líneas de Crédito en cuenta corriente que conceden los bancos a las empresas, hasta un cierto límite, para que éstas puedan disponer de dinero mientras cobran sus facturas o para que puedan atender sus compromisos de pago y así poder cuadrar su tesorería en puntas de déficit en donde no coinciden los ingresos con los gastos; las pólizas de crédito funciona igual que una Tarjeta de Crédito y son del tipo “Revolving”, es decir, que se puede volver a usar de nuevo, una y otra vez, tras pagar cada liquidación.

Y ya, para acabar este artículo, comentaremos una última forma de financiarse de forma fácil pero algo cara y que es  el Descubierto en Cuenta, decimos que es fácil por que solo requiere la autorización del director de la oficina bancaria y decimos que es caro porque te cobran intereses del 30% anual tranquilamente, es lo que popularmente se conoce como “estar en números rojos”, la única ventaja que tiene es que puede sacar a la empresa de un apuro en un momento puntual de dificultad de tesorería en el que la empresa necesite disponer de un dinero urgente para poder atender un pago importante que no quiere que sea devuelto.

Hay muchas otras formas de financiarse para las empresas como son la Bolsa, la Emisión de Emprestitos de Renta Fija, pero son formas de financiación mucho más complicadas y no están pensadas para las pymes; éstas que hemos comentado son mucho más accesibles y son las más utilizadas, como también lo empieza a ser la financiación mediante Crowdlending, pues ésta es una nueva forma alternativa de financiación y de inversión rápida, segura y rentable que esta haciendo furor en los países anglosajones (en donde ya hay prestamos concedidos por valor de miles de millones de dólares) y que, a buen seguro, pronto también estará haciendo furor aquí en España.

No lo dude y suscríbase ahora a CROWDLENDING.ES  así podrá recibir nuestras Newsletters en su buzón de correo electrónico con toda la información sobre nuestros nuevos artículos y también sobre las últimas novedades del apasionante mundo del Crowdlending.

ESTEBAN LÓPEZ

 

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,763, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *