La inversión en Bonos del Estado es una de las inversiones más seguras y estables que hay en el mundo de las inversiones y ello es debido a que normalmente un Estado casi nunca suele suspender pagos aunque en la Historia ya se han dado varios casos de suspensiones de pagos, tal y como ha pasado recientemente en Grecia que tuvo que ser rescatada por la Troika (Comisión Europea,  Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) y que al final ha tenido que reestructurar casi toda su deuda soberana mediante una quita muy importante de más del 70%.

negocios

La seguridad de los Bonos del Estado hace que su rentabilidad sea muy baja para la deuda de los países considerados “seguros” (como puede ser Alemania, Suiza o Finlandia) y por eso actúan como valores refugio así gran parte de los inversores acuden a ellos para tener allí invertidos sus ahorros de una forma segura aunque le paguen pocos intereses o incluso rengan que pagar por tener allí su dinero invertido, porque hay paises, como los citados de Alemania o Suiza, que pagan intereses negativos por su deuda soberana; por lo tanto vemos que si lo que el inversor busca es rentabilidad, es mejor que invierta en Crowdlending que en Bonos del Estado y si busca seguridad, también, porque hay segmentos del Crowdlending, como el destinado a la financiacón de pymes, que tiene tasas de morosidad muy cercanas al 0%.

Los Bonos del Estado también son un producto financiero muy líquido ya que existe un mercado secundario en dónde el inversor puede vender sus bonos en el momento que quiera (realizando en ese momento la pérdida o la ganancia de la inversión pues en el mercado secundario los Bonos cotizan y, a veces, suben y, a veces, bajan de precio) y así puede recuperar el dinero antes del vencimiento. Esto solo se puede hacer en las plataformas de Crowdlending que tiene un mercado secundario (como por ejemplo VIVENTOR o MINTOS) en donde otros inversores interesados compran la participación de la deuda que está en venta y cobran los intereses devengados pendientes a partir de esa fecha, el nuevo inversor hace negocio porque cobra intereses interesantes, valga la redundancia, y el antiguo inversor deshace su posición y recupera el dinero invertido antes de que llegue el vencimiento del préstamo, con lo que todos ganan.

Por último decir que, en estos momentos, la rentabilidad de los Bonos es mucho menor que la rentabilidad que ofrece la inversión en Crowdlending y ello es debido a que los países considerados como “seguros” están ofreciendo intereses ridículos del 0,5%, e incluso menores, en los bonos a 10 años y si nos fijamos en los Bonos a más a corto plazo, peor aún, porque dicho Estados “seguros” se están aprovechando de estos momentos de inseguridad financiera y se están financiando casi gratis e incluso con intereses negativos, lo nunca visto, parece un sinsentido que un inversor acceda a tener que pagar por tener su dinero metido en bonos del estado suizo o alemán o danés, por lo tanto, a modo de conclusión final, cabe afirmar que en términos de rentabilidad los Bonos son una mala inversión ya que invirtiendo en Crowdlending fácilmente se puede ganar entre un 6 y un 16% e incluso más, dependiendo del riesgo que el inversor quiera asumir, una rentabilidad que jamás alcanzarán los bonos del Estado a no ser que sean emitidos por un país en riesgo de quiebra

  bonos a 10 años

 

¿Es mejor invertir en Crowdlending que en Fondos de Inversión?

La rentabilidad de la inversión en Fondos de Inversión va a depender del tipo de Fondo de Inversión en el que el inversor vaya a invertir porque  hay infinidad de tipos de fondos. Para definir lo que es un Fondo de Inversión diremos que un fondo de inversión no es más que un mecanismo creado para fomentar la inversión colectiva, al igual que el Crowdlending, pero que en este caso la multitud de ahorradores en vez de prestar directamente a través de una plataforma, tal y como pasa con el Crowdlending, resulta que meten su dinero en un Fondo Común y es un equipo gestor (normalmente un banco y cobrando por su gestión) el que invierte esos fondos con la intención de sacarles el máximo rendimiento posible, así el objetivo final es el de aprovechar las “economías de escala” que se producen fruto de la unión de los pequeños ahorros de muchos ahorradores que al final dan como resultado acumulado un volumen total de dinero disponible lo suficientemente grande como para poder invertir a gran nivel y en mejores condiciones.

Para aclarar más los conceptos diremos que estos ahorradores que aportan su dinero al fondo se denominan participes y que el volumen total de ahorro aportado al fondo se denomina Patrimonio. El valor de ese patrimonio va variando, positiva o negativamente, en función de cómo vayan evolucionando las inversiones hechas, de tal forma que en cada momento dicho fondo tendrá siempre un valor liquidativo y que sale de dividir el valor del patrimonio en ese momento entre el número total de participaciones en circulación.

En términos de liquidez hay que decir que en cualquier momento el participe puede vender su participación y recuperar así su dinero (realizando así la ganancia o la pérdida de su inversión), por lo que se trata de un producto de inversión con una mejor liquidez que la inversión en Crowdlending, la cual está sujeta a que llegue el vencimiento del préstamo para poder recuperar su dinero, a no ser que la plataforma de Crowdlending tenga un “mercado secundario” tal y como hemos visto más arriba.

Como hemos dicho, hay multitud de tipos de Fondos de Inversión y éstos se clasifican en función del tipo de producto en que invierten, en función de la composición en porcentaje de su inversión total, en función del sector en el que invierte, del área geográfica, del tipo de rentabilidad garantizada o no garantizada, de esta forma podemos encontrar Fondos de Inversión en renta variable, en renta fija, mixtos, Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario, en valores no cotizados, en materias primas, en inversión inmobiliaria y unos son más rentables y seguros que otros.

La rentabilidad de los Fondos de Inversión casi siempre es menor que la rentabilidad que está dando actualmente la inversión en Crowdlending, incluso hay algunos Fondos de Inversión que por los excesivos emolumentos que cobra su equipo gestor (y también por sus malas inversiones) hasta están dando perdidas, por lo que en este aspecto de nuevo, claramente, vemos que frente a la inversión en Fondos de Inversión gana por goleada la inversión en Crowdlending.

En  CROWDLENDING.ES  usted podrá suscribirse gratuitamente a nuestras Newsletters y así podrá estar informado, por correo electrónico, de nuestros últimos artículos y de las últimas novedades sobre el Crowdlending.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,761, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *