En el presente artículo vamos a hablar sobre cómo controlar a que se destina el préstamo concedido mediante Crowdlending, sobre qué estructura de control tienen a priori y a posteriori las empresas de Crowdlending y, por último, vamos a hablar sobre qué ocurre en caso de impago y porqué motivos se suelen producir.

CAUSAS DE IMPAGO

En un principio, quien debe controlar a que se destina el préstamo concedido mediante Crowdlending debería ser la propia empresa de Crowdlending porque los inversores, como son muchos y pequeños,  no pueden dedicarse a comprobar nada, ni a priori ni a posteriori, ya que ellos se fian de los análisis hechos por la plataforma de Crowdlending; el principal peligro está en el destino final del préstamo obtenido mediante Crowdlending, pues eso, aunque se afirme lo contrario, no lo puede controlar nadie, ni tan siquiera la empresa de Crowdlending y ello es debido a que es muy difícil monitorizar cual es el destino final real de los fondos obtenidos.

Todos los estudios se hacen siempre a priori, es decir, se estudia la solvencia de la empresa, que el destino del dinero del préstamo sea el adecuado, se comprueba que efectivamente hay facturas proforma o presupuestos que  indican que ese será el destino del préstamo, se comprueba su capacidad de reembolso, sus cuentas anuales, sus incidencias judiciales y hasta quiénes son sus administradores y sus accionistas principales y, si todo está correcto, se da el Ok y se publica dicha solicitud de financiación en la plataforma  de la empresa de Crowdlending, luego se recaudan los fondos necesarios para conceder el préstamos a través de los inversores interesados en invertir en ese proyecto y, acto seguido, se firma online el contrato de préstamo  por todas las partes, se entrega el dinero al prestatario y fin de la cuestión, ya solo queda ir cobrando las cuotas en tiempo y forma e ir ingresarlas a los inversores mientras dure el plazo de amortización del préstamo.

Luego si el prestatario no hace nada de lo que ha dicho que iba a hacer, no pasa nada y ello es debido a que esto es muy difícil de comprobar y controlar, pues no se puede poner un detective a cada prestatario, no obstante, a posteriori, algunas plataformas suelen hacer investigaciones mediante cuestionarios o requerimientos de información y actos similares, pero el prestatario a veces ni se molesta en contestar y cuando lo hacen, lo hacen de mala gana y no siempre contestando todo lo que las empresas de Crowdlending le solicitan. No obstante, pese a lo dicho, podemos afirmar que la mayoría de los solicitantes de financiación mediante Crowdlending sí que suelen destinar el dinero obtenido  a lo que han dicho que lo iban a destinar y son muy pocos los que hacen un poco de “trampa” al respecto.

 

¿Qué estructura de control tienen a priori y a posteriori las empresas de Crowdlending y los bancos?

Las estructuras de control que tienen a priori las empresas de Crowdlending y los bancos son muy buenas. Las plataformas de Crowdlending tienen auténticos departamentos de riesgos dirigidos por verdaderos profesionales que nada tienen que envidiar a los de los bancos, pues se nutren de las mismas fuentes y utilizan las mismas bases de datos de registro de morosos tipo ASNEF o RAI, también ambos  consultan al CIRBE del Banco de España para saber el grado de endeudamiento del solicitante de financiación y también miran en el Registro mercantil para saber cuáles son los resultados de sus cuentas anuales de los últimos años y si éstas han sido publicados perfectamente  en tiempo y forma, también analizan a los administradores de las compañías para saber si son honorables y no están incursos en ninguna causa de incompatibilidad que les impida poder ejercer el cargo y firmar el contrato de préstamo; por tanto todo este estudio a priori lo hacen muy bien tanto las empresas de Crowdlending como los bancos, el problema está en que, aun así, la certeza al 100%  de que todo se ha hecho bien no se puede tener nunca.

Y es por esto que se deberían establecer más y mejores controles a posteriori, más comprobaciones  que no se limiten tan solo a solicitar documentación o  facturas que confirmen que el dinero se ha destinado a lo que se dijo que se iba a destinar en la solicitud de financiación mediante Crowdlending. También estaría bien que  en las plataformas tuvieran un departamento de inspectores que se desplazasen a las empresas y que comprobasen sobre el terreno que efectivamente el dinero se ha invertido en lo que se dijo que se iba a invertir, es decir, comprobar “in situ” que las instalaciones se han ampliado, que efectivamente las maquinarias se han comprado o que realmente se ha invertido en hacer todo un proceso nuevo para poder exportar sus mercancías al extranjero, tal y como se dijo que se iba a hacer y si se comprobase que esto no ha sido así y que se ha mentido, pues estaría bien que las empresas de Crowdlending pudieran crear una base de datos de empresas que han mentido al respecto y que han destinado el dinero del préstamo a otra cosa que no era para la que lo solicitaron; pero dudo que se pueda hacer esto nunca, ya que eso supondría emplear muchos recursos económicos en la contratación de inspectores y también porque eso chocaría frontalmente con la Ley 15/1999 de protección de Datos de Carácter Personal a la hora de poder confeccionar una base de datos con dicha información de carácter personal.

 

En caso de impago del préstamo ¿Por qué se produce?

Hay varias posibilidades que pueden producir un impago de un préstamo. Una posibilidad puede ser porque el proyecto era demasiado arriesgado y la empresa no ha podido o no ha sabido evaluar correctamente los riesgos, otro motivo puede ser porque no han facilitado toda la información necesaria y se ha producido una asimetría de la información que ha perjudicado a la plataforma de Crowdlending y que se produce debido a conceptos económicos ya explicados en anteriores artículos, tales como la Selección Adversa o el Riesgo Moral que siempre suele existir en todas las operaciones de contratos de préstamo y similares.

Otra posibilidad para que se pueda producir el impago de un préstamo es porque a posteriori el prestatario no haya sido controlado convenientemente y este sentimiento de no ser vigilado por nadie le haya invitado a sentirse totalmente libre para actuar como le dé la gana, lo cual ha podido desembocar en que el prestatario sienta que puede cambiar por su cuenta el destino final del dinero del préstamo y arriesgarse más de la cuenta y que esto traiga como consecuencia un fracaso y el que, al final, no pueda devolver el préstamo en tiempo y forma.

Otras causas de impago de los préstamos son debidas a circunstancias personales de los socios de una pyme (un divorcio, una separación de socios, una muerte) o por causas no previstas tales como crisis financieras o económicas sobrevenidas, que pueden producir una depresión de la demanda y esto, a su vez, una caída de los ingresos que les impidan a los prestatarios el poder devolver los préstamos.

Hay muchas más posibilidades que pueden hacer que los prestatarios dejen de pagar sus préstamos, como por ejemplo accidentes en sus instalaciones o robos o desfalcos de sus dirigentes que no estaban asegurados y que les ha mermado su tesorería, sus existencias o que les ha impedido el poderlas producir y vender sus productos, en definitiva, cabe concluir que hay multitud de causas posibles por las que se puede caer en el impago de un préstamo y no todas son medibles a priori.

Entre en CROWDLENDING.ES y suscríbase, no se arrepentirá, le mantendremos informado mediante nuestras Newsletters periódicas que gratuitamente le enviaremos a su correo electrónico y en dónde usted podrá ver los últimos artículos publicados, así como noticias y entrevistas relacionadas con el mundo del Crowdlending.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,884, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *