En el siguiente artículo vamos a explicar que es la capacidad de ahorro, como incrementarla y a qué podemos destinar dichos ahorros.

Capacidad de Ahorro

¿Qué es la capacidad de ahorro?

La capacidad de ahorro es la capacidad que tenemos para poder separar algo de dinero del total que ingresamos en nuestra economía particular con el objetivo de guardarlo para ser utilizado en el futuro.

Para conseguir ahorrar es condición sine qua non el que gastemos menos de lo que ingresamos, de esta forma podremos reservar dicha diferencia bien guardada en un lugar seguro con el objetivo de poder cubrir imprevistos futuros o para poder vivir mejor cuando nos jubilemos.

Se puede conservar lo ahorrado en diferentes sitios: lo podemos tener guardado en una hucha o debajo del colchón, en un depósito bancario o invertidos en algo seguro, como puede ser en Renta Fija o en un Plan de Pensiones, por ejemplo. Da igual el sitio en donde lo tengamos, lo importante es poder ahorrar, es decir, tener capacidad de ahorro.

¿Cómo ahorro?

En primer lugar tenemos que prescindir de gastos superfluos diferenciando muy bien lo que es gasto necesario de lo que no lo es, esto va a depender subjetivamente del que haga la criba, pero es muy importante ser objetivo en la selección y saber diferenciar bien entre el gasto que es imprescindible y el gasto que es prescindible.

Lo mismo pasa con las compras, tenemos que tener muy claro que podemos permitirnos y que no, está claro que todo va a depender de nuestro volumen total de ingresos, pero si tenemos pocos ingresos, tendremos que comprar barato o en el mercado de segunda mano, a veces hasta renunciando a la máxima calidad y, sobre todo, lo que no tenemos que hacer nunca son compras a deuda con pago aplazado, pues esa puede ser la ruina de nuestra economía y de nuestra capacidad de ahorro, no obstante, si nos vemos en la obligación de tener que comprar a crédito, porque no nos queda otra opción, siempre tendremos que hacerlo con mucha cabeza y llevarlo todo muy bien controlado para que no se nos disparen las cuotas a la hora de tener que devolver la deuda.

Comprando en grandes cantidades se ahorra dinero por descuentos por volumen, también ahorraremos dinero comprando cuando hay ofertas, promociones o descuentos especiales (tipo 2×1 o similares). Por eso debemos estar atentos a la publicidad que nos llega al buzón o por la televisión para poder aprovechar las ofertas de los supermercados y de los centros comerciales, todo con el objetivo de ahorrar yendo a comprar a allí en donde sea más barato hacerlo. El boca a boca y los canales de internet también son fuentes de información válidas para encontrar cosas baratas.

¿Qué factores influyen en la capacidad de ahorro?

La capacidad de ahorro depende de nuestro nivel de ingresos, es decir, del sueldo que tenemos (si somos asalariados por cuenta ajena) o de los ingresos netos o beneficios que entran en nuestra economía (si somos autónomos o tenemos una empresa) también dependerá de otros ingresos periódicos o únicos que pudieran entrar en la economía familiar como pueden ser ingresos por alquileres, por rendimientos de capital mobiliario (intereses), por pluriempleo, por aportaciones de hijos o abuelos que también ganen dinero y aportan parte de los mismos a la economía doméstica.

La capacidad de ahorro también dependerá de nuestro nivel de endeudamiento y de nuestro nivel de gastos, de si pagamos una cuota de hipoteca muy grande, de si tenemos que pagar muchas cuotas por préstamos personales o por compras con la tarjeta de crédito, de si tenemos letras del coche, excesivos gastos en ocio o en compras superfluas evitables, todo esto minora nuestra renta disponible y hace que mengüe nuestra capacidad de ahorro.

Por eso debemos planificar los gastos y ser muy severo en esto, no salirnos de lo presupuestado ni un milímetro, hacer listas de la compra, no dejarnos llevar por los impulsos y comprar más de lo que necesitamos y, como hemos dicho antes, comprar siempre que se pueda aprovechando los descuentos por pronto pago o por volumen de la compra o aprovechando las promociones y las ofertas que hayan en cada momento.

Existen muchas páginas web que te ayudan a ahorrar disminuyendo tus gastos, como la web blablácar, que consiste en compartir coche y gastos a la hora de hacer viajes largos o con iniciativas como la que tuvo la OCU que es una organización de consumidores que, mediante una campaña publicitaria, consiguieron que se unieran muchos consumidores con el objetivo de rebajar el coste de la electricidad, organizaron una subasta para pagar menos por la luz y lo consiguieron. Y así con todo, el objetivo es pagar menos por los mismos productos y servicios y a ser posible, sin rebajar la calidad mínima deseable.

¿Qué tipos de ahorro hay?

El ahorro puede ser clasificado de diferentes formas, pero una de ellas es distinguir entre el ahorro privado y el ahorro público, el primero es que hacen las familias y las empresas, separando y ahorrando la parte de la renta que sobra una vez descontados todos los gastos y las empresas ahorran mediante la reinversión de sus beneficios en las reservas, en el capital de la empresa o en inversiones que les den rentabilidad.

El ahorro público, es el realizado por el Estado a través de los ingresos obtenidos por los impuestos y de los beneficios de las empresas estatales una vez descontados todos los gastos que suponen la sanidad, la educación, las pensiones, las prestaciones por desempleo, los pagos a funcionarios, las inversiones en carretera, etc. Actualmente España tienecapacidad de ahorro nula, no tiene superávit (los ingresos superan a los gastos públicos) sino que tiene déficit (los gastos superan a los ingresos públicos).y tiene que pedir deuda al extranjero para poder cuadrar los presupuestos generales.

¿Cuáles son las estadísticas en cuanto al ahorro y la capacidad de ahorro en España?

Según un estudio de Adicae de finales del año 2014, el 40% de los españoles no tienen capacidad de ahorro y más del 10% no llegan a fin de mes habitualmente y tienen que recurrir de forma habitual a tarjetas de crédito o a préstamos para cuadrar sus presupuestos. También dice que más de un 30% ocasionalmente tampoco llega a fin de mes y que sólo una 25% de la población tiene una capacidad de ahorro estable.

Según Adicae el 65% de los menores de 35 años no ahorra nada, porcentaje que sube a más del 80 si son desempleados, también dice que los mayores de 60 años no pueden ahorrar debido a las cargas familiares pero que el 40% de los mismos también dicen que pueden ahorrar entre 300 y 600 € mensuales.

No llega al 40% las personas, en una edad comprendida entre 55 y 65 años, que tienen contratado un plan de pensiones para complementar su jubilación y eso que más del 45% piensa que el estado tendrá problemas para mantener las pensiones a todos los jubilados o que ésta será una pensión mínima de subsistencia.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,599, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *