Vamos a tratar de responder a la pregunta ¿Qué es el Pasivo?: El pasivo es la parte del Balance que refleja el origen de los fondos (deudas y obligaciones) que ha obtenido y utilizado la compañía para financiar el Activo, que es la otra parte del Balance de Situación de la empresa. El Pasivo crece por el HABER y decrece por el DEBE y el Balance de Situación es un estado financiero de obligado cumplimiento, que debe ser depositado cada año en el Registro Mercantil, junto con el de Pérdidas y Ganancias, la Memoria y el Informe de Gestión, y que todo junto forman un único documento que se conoce como CUENTAS ANUALES.

1388176134b2ea1-600x450

El Balance de Situación es, por tanto, como una especie de foto fija que nos dice que es lo que tiene la empresa  (ACTIVO) y como lo ha financiado (PASIVO) y es muy importante tenerlo bien hecho porque es un documento contable muy solicitado por la banca cuando se le pide financiación para los proyectos de la empresa y estoe es así porque el Balance de Situación  es un documento que refleja muy bien cuál es la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la empresa.

 

De qué partes está compuesto el Pasivo

El Pasivo está compuesto por muchas partes, pero se organiza en el Balance de arriba abajo y en función de su menor a mayor exigibilidad, es decir, primero va la parte del pasivo menos exigible y hacia el final va aquella parte más exigible por los Acreedores.

Vamos a verlo por partes:

  1. PATRIMONIO NETO o RECURSOS PROPIOS y que está compuesto por el CAPITAL de la empresa (que son los fondos que han aportado los socios para la constitución de la empresa y que entrarían dentro de lo que se denominan RECURSOS PROPIOS) También está formado por los Resultados de Ejercicios Anteriores, el Remanente, el Resultado de la cuenta de Pérdidas y Ganancias y las Reservas ( que pueden ser legales, voluntarias o de otros tipos – de revalorización, cuando se actualizan activos- dichas Reservas  son dotadas con  beneficios no repartidos entre los socios con el objetivo de incrementar los recursos propios, la solvencia y el patrimonio neto de la empresa). También se encuentran en este apartado las donaciones o subvenciones que deben ser traspasadas a resultados del ejercicio poco a poco y que no deben ser devueltas porque éstas son a fondo perdido.

Los Recursos Propios van en primer lugar porque su exigibilidad es muy baja (solo cuando el socio deja la empresa, se suele exigir la devolución del Capital aportado), pues dichos fondos son los que han sido aportados por los socios accionistas u obtenidos por la empresa durante el ejercicio presente o en ejercicios anteriores, a través de sus resultados, y corresponden a la garantía que la empresa ofrece frente a terceros. Por tanto, cuanto más capitalizada y más grande sea el Patrimonio Neto de una empresa, mucho mejor, pues más fiable y más solvente será frente a Acreedores y más fácil le será el poder obtener financiación ajena, en caso de necesitarla.

  1. PASIVO NO CORRIENTE O PASIVO FIJO que recoge todas aquellas deudas, obligaciones o compromiso de pago frente a terceros a Largo Plazo, es decir, con vencimientos superiores al año y entre estas partidas podemos encontrar las deudas con proveedores de inmovilizado a largo plazo, empréstitos a largo plazo, préstamos hipotecarios a largo plazo, derivados y otros productos financieros de deuda a largo plazo, como los arrendamientos financieros a largo plazo o Leasing.
  1. PASIVO CORRIENTE O PASIVO CIRCULANTE que recoge todas aquellas deudas, obligaciones, empréstitos y compromisos de pagos frente a terceros pero a Corto Plazo, por eso van en último lugar en el Balance de Situación, porque son las más exigibles de todas las deudas y aquí encontraríamos desde las deudas comerciales con Proveedores, hasta los préstamos a corto plazo con entidades de crédito, tarjetas de crédito, las nóminas pendientes de pago a los trabajadores, es decir, todas las deudas y obligaciones que tienen vencimientos inferiores a un año.

 

En qué debemos fijarnos del Pasivo

Por ejemplo en la calidad de su deuda, en si tiene mucho exigible a corto plazo y poco a largo plazo, ya que eso significaría que es una empresa mal financiada ya que se está financiando básicamente a corto plazo y eso es muy peligroso ya que éste es altamente exigible, mientras que si es al revés, se financia más a largo plazo que a corto plazo, eso está mejor ya que los beneficios se van a conseguir  poco a poco en el largo plazo y el activo se va a amortizar también poco a poco en el largo plazo y si esto es financiado con recursos a largo plazo que son menos exigibles, mucho mejor, todo cuadra, así la empresa tendrá mucho más tiempo para devolverlos y poder trabajar de mientras para conseguir los beneficios empresariales que le permitan devolver todo ese pasivo a largo plazo sin problemas.

Para ello existen unos ratios que se utilizan y que son muy fáciles de interpretar, uno de ellos es el Fondo de Maniobra, que consiste en la resta entre ACTIVO CORRIENTE- PASIVO CORRIENTE y si es positivo, es buena señal ya que quiere decir que todo el Activo Circulante está siendo financiado por Pasivo Circulante e incluso una parte de este Pasivo Circulante también está financiando parte del Activo Fijo.

Pero si el FM es negativo, mala cosa, ya que eso quiere decir que estamos financiando mal a la empresa pues con todo e  pasivo circulante no conseguimos todo el Activo circulante ni parte alguna del Activo Fijo y eso no es bueno, da una señal de peligro y para arreglar esto tendríamos que  vender parte del inmovilizado del  Activo No Corriente con el objetivo de obtener dinero disponible para incrementar el Activo Corriente o deberíamos endeudarnos  a largo plazo o deberíamos  realizar una ampliación de capital para incrementar el Patrimonio Neto y quede todo compensado.

Otro ratio muy utilizado es el Acid Test o Test Ácido y que nos indica cual es la liquidez de la empresa. Consiste en restarle al Activo Corriente las Existencias y el resultado de esto se divide por el Pasivo Corriente, esto te dará un valor que si es muy bajo (muy por debajo de uno) nos indicará que la liquidez de la empresa es muy baja, dicho de otro modo, que puede caer en causa de insolvencia en breve plazo y al revés, si el valor es alto, quiere decir que la liquidez de la empresa es buena y que no corre riesgo de caer en situación de insolvencia. Tampoco interesa que el valor sea excesivamente alto (más de 3, por ejemplo) ya que eso indica que tenemos excesiva liquidez y que tal vez estemos perdiendo dinero al no invertirla y rentabilizarla.  Lo ideal es que dicho ratio esté en torno a 1, un poco por debajo o un poco por encima, pero no mucho, por lo que hemos explicado antes.

Para más información sobre las alternativas de financiación existentes les recomendamos leer el artículo: 12 alternativas de financiación

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,600, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *