A continuación vamos a tratar de explicar qué es el Leasing, qué es el Renting y cuál es mejor en cada caso, trataremos de definir ambas opciones y de ver sus ventajas e inconvenientes en función de la necesidad y de la situación financiera de cada pyme. Para empezar diremos que hay dos tipos de Leasing diferentes: el Leasing financiero y el Leasing operativo o Renting.

Leasing o Renting

¿Qué es el Leasing Financiero?

El Leasing Financiero es un contrato financiero mediante por el cual la empresa contratante obtiene el derecho de uso de un bien (coche, ordenador, inmueble) a cambio del pago de una cuota mensual ( que incluye unos intereses )durante un periodo de tiempo establecido y que, casi siempre, al finalizar dicho contrato, existe una opción de compracon si la ejercitas te puedes quedar con el bien en propiedad para siempre y para ello solo tienes que pagar la última cuota de arrendamiento del leasing (ésta última cuota coincide con el valor residual del bien que también suele coincidir con elvalor del bien en el mercado en ese momento preciso) y hay que decir también, que dicha cuota residual ya ha sido pactado previamente por ambas partes en la negociación del contrato de leasing y que es conocida desde el inicio del contrato.

Por lo tanto vemos que el leasing financiero sirve para financiar completamente parte de tu activo empresarial (pero que no es tuyo al 100% hasta que no hayas pagado hasta la última cuota, que quede esto claro) y que es una opción interesante que te permite perfectamente el poder disponer de todo lo necesario para poder arrancar tú actividad empresarial sin tener que desembolsar el 100% del valor total de los bienes que necesitas para empezar a funcionar, así con el contrato de leasing puedes usar los bienes que la empresa de Renting han puesto a tú disposición como si fueran tuyos desde el principio y solo con el único requisito de que vayas pagando las cuotas puntualmente; esto, por tanto, te permite abrir tu negocio con una baja inversión inicial de fondos y te permite también el que puedas centrarte por completo en desarrollar tú actividad principal (que es la de conseguir facturar el máximo posible vendiendo tus productos o servicios al mercado) para así poder facturar el dinero suficiente como para ir pagando las cuotas de leasing e ir ganando algo de dinero con tu actividad mercantil.

Desde el punto de vista contable y fiscal, este leasing financiero debe contabilizarse como un activo y su financiación como un pasivo. También debe amortizarse en el plazo que marquen las tablas de amortización fiscal del bien, de tal forma que al final se habrán contabilizado los intereses devengados y la amortización del bien como gastos, se habrá cancelado la deuda del pasivo y en el activo el valor del bien estará ya amortizado al final de su vida útil pues su valor habrá amortizado acumuladamente y de forma anual, durante los años en que ha durado el contrato de leasing.

La duración de este tipo de contrato de leasing financiero suele ser bastante amplia y puede ir desde los 2 años para bienes muebles (automóviles, bienes de equipo, hardware) y hasta 10 años de duración para los bienes inmuebles(oficinas, fábricas).

Ejemplo práctico: Precio del bien: 30.000€, a pagar en 3 cuotas anuales de 12000 y valor residual 1000, por lo tanto antes del último pago la empresa habrá pagado 7000 euros de intereses y 29000 del principal y pagando los últimos 1000€ ya habrá pagado los 30.000 que vale el bien y éste ya será suyo en propiedad, también durante ese plazo habremos ido contabilizando tanto los gastos financieros por intereses, como la amortización del bien, ya que no hay duda de que nos quedaremos dicho bien al ser el valor de la opción de compra menor que el valor en libros a esa fecha (requisito este que se debe cumplir para considerar a este leasing como leasing financiero).

¿Qué es el leasing operativo?

El Leasing Operativo es más conocido como Renting, es un tipo de contrato financiero mediante por el cual unaempresa de Renting pone en disposición de otra empresa el bien objeto del contrato durante un determinado plazo de tiempo. En este caso la propiedad del bien queda en manos de la empresa de Renting en todo momento y lo único que se exige es una cuota mensual de arrendamiento en la que se suelen incluir algunos servicios como son reparaciones, cambio de ruedas, recambios, arreglos, pago de impuestos, seguros, en definitiva, se suele incluir todo aquello que sea necesario para que el bien puesto a disposición del cliente pueda ser usado perfectamente dentro de la ley y sin ningún tipo de problemas de ninguna clase.

En el Renting también cabe la opción de pactar una opción de compra, pero no suele ser lo habitual ya que contratando un Renting lo que las empresas suelen buscar es deducir el 100% de la cuota como gasto de la empresa y no tener que adquirir un bien inmovilizado más al finalizar el tiempo del contrato pues, como hemos dicho antes, en este último caso, la forma de contabilizarlo en nuestra cuenta de explotación y en nuestro balance cambiaría y nos deberíamos ir a lo explicado anteriormente en el apartado de leasing financiero.

Por lo tanto, en el leasing operativo, la empresa se deducirá como gasto de la actividad el 100% de la cuota mensualde arrendamiento y esto será deducible en el Impuesto de Sociedades como gasto de la empresa, es por este motivo que las empresas que tienen muchos beneficios prefieren la modalidad del Renting para así bajar la cuota a pagar por Impuesto de Sociedades.

Ejemplo práctico de Renting: Precio del bien: 50.000€, a pagar en 3 cuotas anuales de 13000, pero en este caso no hay opción de compra, por lo que en nuestra contabilidad reflejaremos el pago de cada cuota como gasto de 13000€ anuales y al finalizar el plazo se devuelve el bien o se cambia por otro. Si se hubiese pactado una opción de compra y se presume que se va a ejercitar ésta y su valor es inferior al valor en libros, entonces, tendremos que contabilizar el bien como hemos descrito en el leasing financiero, como un activo y la financiación como unpasivo e ir amortizandolo anualmente e ir dando de baja la deuda del pasivo a medida que vayamos pagando la cuota así como ir dando como gasto la totalidad de la cuota con los intereses anuales devengados incluidos.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,600, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *