En este artículo vamos a hablar sobre cuáles son las diferencias y similitudes entre una Línea de Crédito y una Línea de Descuento, de una forma amena y sencilla, con el objetivo de que quede bien claro qué es cada cosa y para qué sirven exactamente cada una, pues, a veces, al tener un nombre muy similar, esto puede dar lugar a confusión ya que el nombre de ambos servicios comparten la misma palabra inicial (Línea) y solo difieren en la segunda palabra (Crédito y Descuento) y que es justo la palabra que define y diferencia mejor a cada producto financiero.

Diferencias y similitudes entre una Línea de Crédito y una Línea de Descuento

¿Qué es una Línea de Crédito?

Una Línea de Crédito es un servicio o producto financiero que consiste en un contrato que se firma con una entidad financiera por el que se le concede a una empresa la posibilidad de que pueda disponer en el momento que quiera, durante la vigencia del contrato, de una cierta cantidad de dinero o de liquidez inmediata. Durante el tiempo en que la empresa disponga de ese dinero a crédito pagará intereses, pero solo durante ese plazo de tiempo y también a razón del importe total dispuesto (a veces algunas entidades también cobran intereses por el importe no dispuesto, pero eso depende de cómo lo que se pacte el contrato).

Para la aprobación de una Línea de Crédito la entidad financiera que lo concede hace un pequeño estudio previo de riesgos de la compañía que solicita dicha financiación (pero dicho estudio no suele ser tan exhaustivo como el que se hace cuando se solicita un préstamo normal) que consiste en mirar que dicha empresa no esté incluida en ninguna base de datos de registros de morosos (tipo RAI o ASNEF) en mirar cual ha sido su trayectoria como empresa (monto de recibos que gira, historial de devoluciones, como son sus cuentas anuales , si presenta y paga sus impuestos puntualmente, etc.) y a veces también miran la solvencia de los administradores, pero esto no suele ser lo habitual, lo que más sucede es que, si operas con dicha entidad financiera y ésta ya te conoce, es relativamente fácil el que te concedan una Línea de Crédito sin problemas.

Cuando la empresa va cobrando lo que sus clientes le adeudan, con dichos importes se va restituyendo las cantidades dispuestas en la línea de crédito y al final de cada mes la entidad financiera hace una liquidación del crédito dispuesto para cargar los intereses en la misma cuenta de la línea de crédito. Por último decir que los tipos de interés de este producto suele ser algo más altos que en los préstamos normales.

¿Qué es una Línea de descuento?

Una Línea de Descuento es un producto financiero que las empresas suelen solicitar para poder financiar su circulante mediante el descuento de “papel comercial”, es decir, es un servicio financiero que se utiliza para descontar (anticipar) documentos mercantiles de pago representados por títulos de crédito tales como pagarés, talones, cheques bancarios o letras de cambio y que aún no han vencido.

Por lo tanto un Línea de Descuento consiste en servicio financiero que se firma con una entidad de crédito y con el que ésta le permite a la empresa el que pueda presentar al descuento todos los títulos de crédito de sus clientes con vencimiento futuro. Con ello la empresa consigue cobrar anticipadamente con la condición de tener que pagar unos intereses de descuento que van en función del importe del documento a descontar y del plazo que falta hasta su vencimiento. A veces para importes muy grandes se suele rebajar el tipo de interés a aplicar y dicho interés también suele variar en función del plazo que falta hasta el vencimiento final, siendo el interés aplicado más alto cuanto más tiempo falte hasta el vencimiento.

Para la concesión de una Línea de Descuento, también se suelen hacer un estudio de riesgos de la empresa que la solicita y, como en el caso anterior, suele ser un estudio más sencillo que consiste básicamente en mirar si la empresa solicitante ha presentado y pagado todos sus impuestos trimestrales y anuales, en mirar cómo son sus cuentas anuales (ratio de endeudamiento) y en ver si la empresa está incluida, o no, en algún registro de morosos (tipo RAI o ASNEF). Una vez contrastada esta información y concedida la Línea de Descuento, también se hace un pequeño estudio de los clientes habituales de la empresa que emiten los títulos de crédito que se suelen llevar a descontar, de tal forma que si se descubre que alguna o algunas de las empresas que ha emitido esos títulos de crédito eran o se vuelven insolventes, la entidad financiera puede negarse a descontarlos, es decir, que el hecho de tener una Línea de Descuento concedida no quiere decir que automáticamente te vayan a coger todo el papel comercial que lleves a descontar.

Luego la entidad financiera también va llevando un registro histórico de todas las incidencias que van habiendo durante la vigencia de la Línea de Descuento con todos los títulos de crédito que se han descontado y si ven que son muchos los títulos descontados devueltos y no atendidos a su vencimiento, la entidad financiera es capaz hasta de suspender o retirar la Línea de Descuento de forma definitiva.

Similitudes entre una Línea de Crédito y una línea de Descuento

Prácticamente ya las hemos explicado anteriormente, pero las resumiremos aquí diciendo que en ambos casos se usan para financiar el circulante, que cuestan menos de conseguir y que en ambos casos la duración es limitada en el tiempo (normalmente de un año) y no se renuevan automáticamente sino que se revisan y prorrogan de año en año si ninguna de las partes no denuncia lo contrario y todo va bien.

Y por último, si las entidades financieras ven que la Línea de Crédito ha estado casi siempre dispuesta al tope de su capacidad y sin cubrirse totalmente en ningún momento de su vigencia, la suelen no prorrogar y convertirla en un préstamo convencional para que así lo vayas devolviendo y no tengas la posibilidad volver a utilizarla nunca más.

Y en cuanto a la Línea de Descuento, pues más de lo mismo, si llegado el vencimiento del contrato y la entidad financiera ve que han habido muchos impagados de títulos de créditos descontados, también te la pueden anular de forma definitiva. En este caso olvídate de que te la vuelvan a conceder nunca más en esa misma entidad de crédito, lo mejor, en ese caso, será que busques otra entidad financiera y que la solicite allí, hay muchas probabilidades de que te la concedan pues no se suele dejar rastro de nada malo en la anterior entidad, ni en ningún sitio, ya que el que impaga los títulos descontados son los que libran dichos documentos ( y no la empresa que los lleva a descontar) ni tampoco deja rastro el que te conviertan una Línea de Crédito en un préstamo, siempre y cuando, éste último, lo sigas pagando en tiempo y forma.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,884, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Comments (2)

Author’s gravatar

Una información muy útil y completa. Desde mi punto de vista este producto financiero es interesante solamente si no puedes obtener liquidez en tu banco porque los intereses y las comisiones son muy altos. En cualquier caso, merece la pena tenerlo en cuenta.

Responder
Author’s gravatar

Hola Autónomo:

Efectivamente así es, las líneas de crédito y de descuento son unas herramienta útiles pero tienen su coste financiero, muchas gracias por su comentario.

Un saludo.

ESTEBAN LÓPEZ

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *