La agrupación de deudas es un producto financiero que consiste en ampliar una hipoteca preexistente para cubrir un sobreendeudamiento sobrevenido por culpa de haber firmado otros préstamos, haber hecho uso excesivo de tarjetas de crédito o por problemas económicos temporales como puede ser un cambio de empleo, la pérdida del mismo o una enfermedad.

14351019625_ba61018894_b

La unificación de todos los créditos y préstamos en uno solo se hace para pagar menos cada mes y consiste en liquidarlos todos y meterlos en una sola deuda para pagar una sola cuota de un solo préstamo, se mete todo en la ampliación del préstamo hipotecario preexistente. También cabe la posibilidad de ampliar el plazo de la hipoteca a la vez que se amplía su importe y con esto lo que se consigue es pagar menos cada mes, ahora bien, al alargar el importe y el plazo de la hipoteca lo que se pagarán serán mayor cantidad de intereses.

A la hora de hacer una agrupación de deudas tenemos que hacer muy bien los números pues hay numerosos gastos que pueden dar al traste con el ahorro de dinero buscado, por ejemplo, habrán comisiones, gastos de tasación, de honorarios de notarios, de mediadores hipotecarios, de inscripciones en los Registros de la Propiedad, también habrán impuestos como el de Actos Jurídicos Documentados, en fin, que todo esto suma, y a todo eso hay que añadir la mayor cantidad de intereses que vamos a tener que  pagar; vamos que igual nos va a salir por un ojo de la cara reagrupar todas las deudas en un solo préstamo, pero si no nos queda otra opción, aun así, habrá que hacerlo.

 

¿Cuál es el objetivo de  agrupar deudas?

El objetivo de agrupar todas las deudas en una sola es el de buscar un equilibrio entre lo que pagamos y la deuda total que tenemos. A veces por una poca cantidad de deuda, pero dividida en múltiples productos financieros, pagamos una cantidad de dinero excesiva cada mes que nos hace ir mal, financieramente hablando. Así pues el objetivo de la reagrupación de deudas es precisamente evitar eso y hacer más sostenible la economía familiar mediante el pago de una cuota mensual mucho más asequible y la desaparición de todas las otras cuotas con la acumulación de todas esas pequeñas deudas en una deuda mucho mayor en forma de hipoteca, que, al ir un bien detrás que la avala, te permite obtener más plazo de amortización y mejores tipos de interés.

Una vez hayamos agrupado nuestras deudas en una sola, lo que no debemos hacer es seguir gastando por encima de nuestro nivel de ingresos, debemos readaptar nuestro nivel de gastos y no vivir por encima de nuestras posibilidades, ya que en caso de hacerlo, en breve plazo volveremos a vernos en una situación similar y tal vez entonces ya no tengamos el colchón que ahora sí hemos tenido al tener un bien hipotecado que tiene un valor muy superior a lo que restaba de deuda hipotecaria por pagar.

 

¿Cómo se hace una agrupación de deudas?

Hay varias maneras. La más sencilla es acudir a tú banco en donde tienes concedida la hipoteca y comentarles la situación. Ellos te indicarán los pasos a seguir y te enviarán un tasador a tu vivienda para ver las posibilidades de ampliación de la hipoteca y te dirán hasta que cantidad y plazo te la pueden ampliar para pagar menos cada mes. Los bancos son muy reacios a conceder deuda para pagar deuda, pero si eres un buen cliente, seguro que harán un esfuerzo por ayudarte y sacarte del apuro y más, como hemos dicho antes, habiendo un bien real detrás que avala toda la operación.

Hay que tener mucho cuidado en cómo hacemos esta operación de reagrupación de deudas porque en función de cómo lo hagamos nos puede afectar fiscalmente y hasta podemos perder las deducciones por vivienda. Una posibilidad que no afecta a la deducción fiscal de la hipoteca anterior  es que nos concedan una segunda hipoteca que agrupe a todas las deudas que queremos reunificar y con esto nos ahorramos tener que modificar o cancelar la hipoteca anterior y perder la deducción fiscal.

Otra posibilidad es modificar la antigua hipoteca, no hay problema en poderlo hacer, todo sigue igual, se puede seguir deduciendo fiscalmente la vivienda aunque se amplíe el plazo de amortización de la hipoteca, pero  hay que tener presente que la parte de la ampliación del importe de la hipoteca, no se podrá deducir fiscalmente ya que dicha ampliación no ha sido para comprar la vivienda habitual ni para hacer reformas en ella sino que ha sido para reagrupar deudas por lo que no tiene derecho a deducción fiscal.

Además a partir de 2013 la deducción por adquisición de vivienda ha desaparecido, motivo por el cual no recomendamos cancelar la hipoteca antigua y abrir una hipoteca nueva de mucho mayor importe para poder incluir todas las otras deudas, ya que en caso de hacerlo perderíamos toda posibilidad de deducción fiscal por compra de vivienda habitual y eso significaría perder mucho dinero, así que mucho cuidado con esto.

Otra opción para conseguir una reunificación de deudas, sobre todo cuando el banco nos ha dicho que no, es la de acudir a un intermediario financiero especializado en este tipo de operaciones de reagrupación de deudas. Pero hay que tener mucho cuidados con ellos porque algunos son verdaderos comisionistas y eso es lo único que buscan, no miran nada más, y eso hace que a veces te asesoren mal e interesadamente para pillar dicha comisión como sea y hasta se puede dar el caso que te pueden cobrar más de la cuenta ya que te pueden conducir de forma intencionada a alguna entidad financiera compinchada con ellos y que luego te cobrarán mayores comisiones y mayores tipos de interés.

Ejemplo de reunificación de deudas

Una familia paga 500 euros de hipoteca que le restan 10 años por pagar, 200 de préstamos de estudios, 100 de préstamo del viaje a EEUU, 100 de la tarjeta de crédito y 100 de compras en grandes supermercados. Si lo sumamos todo, en total está pagando 1000€ mensuales, de los cuales 500€ es por una hipoteca de 100.000€ y por los otros 20.000€ de deuda paga otros 500€. Si lo reunificasen todo en una sola deuda de 120000 a pagar en 20 años al 2% de interés pasarían a pagar 600€ al mes, con lo que se ahorrarían cada mes 400€, es decir, unos 4800 euros anuales.

Si quieres leer más sobre este asunto, lea nuestro artículo: REUNIFICACIÓN DE DEDUDAS, LO MÁS DEMANDADO EN CROWDLENDING.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,600, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *