En este nuevo artículo vamos a tratar de explicar cómo va la operativa del descuento de pagarés, su negociación y los tipos que existen, todo para que sepáis como funciona este título de crédito mercantil que se suele usar mucho por parte de autónomos y empresas para el pago de bienes o servicios a plazo determinado a corto plazo (vencimientos de menos de un año) o a largo plazo (vencimientos superiores a un año).

Descuentos de pagarés, su negociación y lo tipos que existen

En primer lugar definiremos lo que es este documento de pago llamado pagaré: es un título de crédito que emitimos (Emisor) cuando recibimos la compra del bien o servicio solicitado a favor de quien nos lo ha suministrado (Beneficiario) y que éste lo puede endosar a un tercero para que lo cobre al vencimiento o bien puede llevarlo a descontar para conseguir financiación anticipada para su circulante.

Podemos llevarlos a descontar a una entidad de crédito o a una empresa especializada o a una empresa deCrowdlending. Así las entidades de crédito tradicionales pueden adelantarte el dinero de un pagaré a cambio de unas comisiones e intereses de descuento cuya cuantía irá en función del importe del pagaré y del plazo que falte hasta el vencimiento del mismo. También hay empresas especializadas en este tipo de producto financiero y se dedican exclusivamente al descuento de efectos y que tienen como ventaja el que realizan la operación mucho más rápidamente y como desventaja está el que cobran comisiones mayores que las entidades de crédito tradicionales.

Descuento de pagarés en empresas de Crowdlending

También hay empresas de Crowdlending que admiten pagarés como forma de conseguir financiación, como Circulantis,una empresa de Crowdlending que se compromete a reunir el dinero del importe total consignado en el pagaré mediante la solicitud de financiación que se efectuará en su plataforma de Marketplace y que los inversores de Crowdlendingaportarán si la empresa que emitió el pagaré es solvente y la que solicita el anticipo también (pero en quien más se fijan es en quien emitió el pagaré y no en quien lo lleva al descuento, ya que el que impaga es el que emite el pagaré) y todo eso solo a cambio de una pequeña comisión de gestión y de unos intereses de descuento más bajos que los de la banca tradicional.

Ejemplo práctico: Una empresa tiene un pagaré de 6000€ del Corte Inglés con vencimiento a 6 meses y quiere descontarlo y conseguir el dinero ahora, la empresa de Crowdlending le analiza el caso y si reúne los requisitos, la incluye en la plataforma y solo le cobra 50€ de gestión y unos intereses de 100€ con lo que la empresa recibirá 5850€ para disponer de inmediato, luego la empresa de Crowdlending se encargará de presentar el pagaré al cobro a su vencimiento al Corte Inglés y una vez cobrado repartirá los intereses a los inversores de Crowdlending.

Los motivos que actualmente aducen las empresas para llevar sus pagarés al descuento es la escasez de tesorería que adolecen ante la falta de crédito y la prolongación de los plazos de pago de las empresas más grandes, a las pymes les vencen los pagos a proveedores, los impuestos, la seguridad social y luego resulta que no tienen efectivo suficiente para poder hacerles frente porque tienen gran parte de su facturación pendiente de cobrar.

Tipos de pagarés que existen en el mercado

No hay un modelo predefinido de pagaré pero todos deben contener unos requisitos mínimos para que sean válidos como nombre del emisor, fecha de emisión, importe en euros en número y en letra, fecha de vencimiento, firma, sello de la empresa emisora, etc.

1.-Pagaré a la orden, que consiste en un tipo de pagaré cuyo beneficiario que recibe el pagaré puede transmitir dicho título de crédito sin tener que notificarlo al emisor del mismo, es lo que se conoce como endoso de pagaré y que ya hemos mencionado anteriormente.

2.-Pagaré no a la orden, que consiste en que el poseedor del pagaré no puede endosar libremente el pagaré a un tercero, pero sí que puede ceder el crédito a una entidad financiera pero antes esto se debe comunicar por vía notarial al emisor para que tenga constancia de que va a haber una cesión de crédito y así luego no se pueda negar a su abono. En caso de impago (la emisora del pagaré siempre puede decir que ya se lo pagó al anterior beneficiario si no se le comunicó previamente) entonces la entidad financiera tendrá que ir jurídicamente sobre el beneficiario que le cedió el crédito y éste, a su vez, deberá ir sobre el emisor para poder cobrar el pagaré. Por este motivo los bancos no suelen adelantar el dinero hasta que no reciben confirmación del emisor. Por tanto, como tienen más riesgo y más complicación, los pagarés no a la orden tienen comisiones e intereses más altos que los pagarés a la orden.

3.-Pagarés bancarios, que son muy similares a los talonarios de talones y solo se diferencian en que son talonarios de pagarés predefinidos que en la parte de arriba tienen una fecha de vencimiento. Te los suministra la entidad bancaria previa solicitud del interesado y antes de emitirlos, recomendamos tener siempre provisión de fondos detrás para poderlos atender a su vencimiento, sino incurrirás en impagados y te incluirán en el RAI y, a partir de ese momento, olvídate de obtener nueva financiación en ningún sitio.

4.-Pagarés de empresa, aquí cada empresa tiene su formato, se suele incluir el logo de la empresa y todos los requisitos necesarios para que el pagaré tenga validez jurídica, tales como: importe, fecha de vencimiento, librador, librado, firma y sello impreso, etc.

5.-Según el momento del pago, también existen pagarés a la vista que se pagan cuando se presentan, pagarés a fecha fija, que tienen un vencimiento exacto y, por último, según la forma del pago también hay pagarés a abonar en cuenta o cruzados que solo pueden cobrarse ingresándose en cuenta.

Tipos de descuento de pagarés

Descuentos de pagarés con recurso

Es un tipo de descuento que quien descuenta el pagaré se hace responsable del cobro del mismo igual que si fuera el emisor, de forma que tendrá que hacer frente al principal y a todos los gastos de devolución en caso de impago del pagaré a su presentación.

Descuento de pagarés sin recurso.

En este tipo de descuento el que descuenta el pagaré no se hace cargo de la solvencia del emisor de forma que si dicho pagaré resulta impagado éste no responderá solidariamente de dicho impago y los gastos de devolución serán asumidos por la entidad financiera; es debido a esta circunstancia que la mayoría de los descuentos suelen ser del primer tipo porque: la banca siempre gana, nunca pierde.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,600, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *