La inversión en Bolsa es conocida como inversión en renta variable y eso quiere decir que sus precios y ganancias oscilan mucho en función de los vaivenes del mercado, por lo tanto estamos ante una inversión de mucho mayor riesgo que la inversión en Crowdlending ya que la rentabilidad en Crowdlending la conocemos desde el inicio de la inversión mientras que en la Bolsa no.

Bolsa

Por tanto invertir en Crowdlending es una inversión muy segura y ahora más tras haberse aprobado recientemente la nueva ley que lo regula y que se llama Ley 5/2015, de 27 de abril, de Fomento de la Financiación Empresarial, una ley que ha nacido fruto de las presiones de todos los entes intervinientes en las operaciones de financiación alternativa y con la estrecha colaboración de las empresas del sector del Crowdlending en su redacción, una ley que, como decimos, ha sido creada para dar seguridad jurídica al Crowdlending dotándole de una normativa legal de obligado cumplimiento para todas las partes implicadas, una ley que obliga a cumplir unos determinados requisitos para poder operar y que su cumplimiento, por parte de las empresas de Crowdlending, es supervisado por la mismísima CNMV y el Banco de España.

En cuanto a la Seguridad

Otros requisitos que dan seguridad a la inversión en Crowdlending con respecto a la inversión en Bolsa es que, por ley, las plataformas de Crowdlending deben presentar cada año sus cuentas auditadas, deben cumplir unos requisitos mínimos de capital, tener un seguro de responsabilidad civil que cubra unos determinados importes fijados por la ley para que puedan responder en caso de se produzca alguna negligencia grave en el ejercicio de sus funciones que haya provocado perjuicios en terceros que han obrado de buena fe.

La ley también clasifica a los inversores estableciendo dos tipos de inversores: los inversores acreditados y los no acreditados, unos serían los particulares y otro los profesionales y el objetivo es el de proteger a los primeros ante las posibles pérdidas de sus inversiones estableciéndoles unos límites en la inversión de 3000€ por operación y de 10000€ en el total de plataformas y por año.

En el mundo de las inversiones y también en el de la Bolsa, hay dos reglas básicas: “Rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros” y “A mayor riesgo, mayores intereses o ganancias” y es esta última regla es la que se le aplicaría a la inversión en Bolsa porque estamos hablando de un inversión muy arriesgada, sobre todo en el corto plazo, ya que en el largo plazo no lo es tanto, porque se ha demostrado que a la larga el valor de las acciones de las compañías siempre sube, pero en el corto plazo, sus cotizaciones pueden ser una auténtica montaña rusa, por eso no es recomendable invertir en Bolsa para aquellos inversores que tengan corazones delicados no preparados para sufrir sobresaltos.

En cuanto a la Rentabilidad

En cuanto a la rentabilidad del Crowdlending con respecto a la Bolsa decir que todo es muy relativo, si tenemos en cuenta el binomio rentabilidad-seguridad vemos que claramente gana el Crowdlending, aunque si tenemos en cuenta el factor especulativo (que puede disparar la rentabilidad hacia arriba), vemos que la Bolsa también ofrece la posibilidad de poder ganar grandes cantidades de dinero si el inversor sabe ponerse “largo” cuando prevea subidas e invertir a “corto” cuando prevea bajadas de las cotiaciones.

En la inversión en Bolsa, aparte de vendiendo y comprando acciones, también se puede ganar dinero cobrando los dividendos que reparten las compañías y que se obtienen con motivo del repartos de los resultados positivos de las empresas entre sus accionistas en función del número de acciones del capital social que posea cada uno, es lo que se conoce habitualmente como distribución de los beneficios, que una parte suele ir a Reservas (legales, voluntarias, etc.) y otra parte suele ir a remunerar a los accionistas en forma de dividendos,; dichos dividendos también están sujetos a retención fiscal como rendimientos del capital mobiliario que son (A partir de 2016 para las ganancias de hasta 6.000 € se tributará al 19%, para las que estén entre 6.000 € y 50.000 euros se retendrá el 21%, y para las que sean mayores de 50.000 € en adelante serán gravadas al 23%).

Así mediante Crowdlending te puedes garantizar rendimientos del entorno del 6 al 14% mientras que en Bolsa todo va a depender de la pericia del inversor a la hora de escoger las acciones de las empresas en las que invertir, esto funciona así, no hay secretos, el inversor en Bolsa debe formarse e informarse bien y debe ser muy avezado, el inversor en Crowdlending no tiene que estudiar tanto, ya que la plataforma de Crowdlending le da toda la información mascada para invertir con seguridad de una forma fácil, sencilla, segura y transparente; el inversor solo tiene que darse de alta en una empresa de Crowdlending, transferir algo de dinero de su banco a su cuenta de Crowdlending y ya podrá empezar a invertir entre las diferentes opciones existentes en el Marketplace de la plataforma de Crowdlending.

En cuanto a la Liquidez

Con respecto a la comparación entre La Bolsa y el Crowdlending en términos de liquidez, decir que la inversión en Bolsa es mucho más líquida que la inversión en Crowdlending, ya que el inversor puede deshacer su posición en cualquier momento vendiendo sus acciones cuando quiera. Esto supone realizar el beneficio o la pérdida, pero supone recuperar el dinero cuando el inversor quiera, sin embargo, en la inversión en Crowdlending, es más complicado recuperar el dinero, si bien se va recuperando mes a mes mediante los pagos de reembolso del préstamo, también es verdad que hay que esperar a que vaya venciendo completamente el plazo de amortización para poder recuperar todo el dinero invertido más los intereses.

No obstante ya hay plataformas (como VIVENTOR, por poner un ejemplo) en donde existe un mercado secundario en donde los inversores de Crowdlending puedan vender sus participaciones de la deuda a otros inversores interesados en adquirirlas (porque les atrae los tipos de interés de dicho préstamo o por que le atrae la empresa o el motivo del proyecto) y así recuperar el capital invertido antes de su vencimiento.

Nuestro consejo final para usted como inversor en Crowdlending o en Bolsa es que se forme e informe mucho y, sobre todo, que utilice la diversificación, es decir, el “no poner todos los huevos en la misma cesta”, así usted se asegurará una buena rentabilidad media y el no perder mucho dinero en caso de que haya alguna pérdida puntual.

Entre ahora mismo a CROWDLENDING.ES, suscríbase y le enviaremos nuestras Newsletters con consejos, noticias y artículos muy interesantes sobre el mundo del Crowdlending y todo de forma gratuita y sin compromiso.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,763, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *