Hace unos días os hablábamos de Microwd, una iniciativa que surge para ayudar a las personas necesitadas de Nicaragua (al estilo Kiva), para que consigan financiación mediante crowdlending, pudiendo así montar un negocio, cosas muy simple pero que para las mujeres de ese país hace que puedan alimentar a sus hijos o familia para salir adelante.

Os dejamos con la entrevista que les realizamos:

Cuéntanos de Microwd ¿En qué consiste y cuáles son sus objetivos?

Microwd nace como una plataforma de crowdfounding social. Su principal objetivo es ayudar a la promoción y fomento de pequeñas empresas en Nicaragua mediante la financiación obtenida por la inversión realizada a través de ahorradores españoles.  Así se facilita el acceso al crédito para familias de bajos ingresos, ya que les es imposible conseguir financiación mediante la banca tradicional. Nuestro objetivo es ayudar a mujeres a poder emprender su negocio para así obtener mayores ingresos y que mejoren sus condiciones de vida y romper el circulo de la pobreza.

En Microwd todos nuestros préstamos están dirigidos a mujeres por una simple razón: son mejores repagadoras. Ellas son las responsables de sacar adelante una familia y para ello, por necesidad tienen que emprender. Nosotros les queremos ayudar a emprender, ya que los bancos nicaragüenses no van a dar este servicio a las mujeres de estas comunidades.

¿Por que Microwd y no otro tipo de entidad colaboradora u ONG? 

Microwd nace a partir de una ONG llamada Yooou que llevaba el proyecto desde 2012. Hemos estado dos años probando el modelo de negocio en Nicaragua, y hasta el día de hoy hemos desembolsado 43 préstamos a 33 mujeres. Tenemos una tasa de repago del 100% , hemos visto la ayuda que proporciona el préstamo a las mujeres y queremos seguir creciendo.

Para ello, hemos decidido lanzar la web para que sean los ahorradores los que financien los nuevos préstamos que nos solicitan desde Nicaragua. Queremos ser sostenibles a largo plazo, no depender de subvenciones ni donaciones por lo que nos separamos de la ONG y así creamos una empresa en la que todo los actores involucrados en el proceso ganan: Microwd, el inversory la beneficiaria en Nicaragua.

¿Como crees que influye la Ley de Financiación de Plataformas Participativas en Microwd? ¿ Estáis adaptados a ella?

Hemos estado esperando a que se aprobase la Ley de Financiación de Plataformas Participativas para lanzar nuestra plataforma, pero nos hemos encontrado con un gran obstáculo en la ley: en el articulo 67.1 la ley regula que los promotores del proyecto, sean personas físicas o jurídicas, deben de ser españoles o residentes europeos. Nuestras promotoras viven en una de las zonas más rurales del norte de Nicaragua por lo que nos imposibilita adaptarnos a la ley.

Además, en Microwd, queremos que sea un inversor el que financie la totalidad del proyecto, con el fin de crear un vinculo entre prestamista y prestatario aparte del puramente económico. Esto nos aleja nuevamente de la ley 5/2015.

¿Cuáles crees que son las principales ventajas de acudir a la financiación alternativa? 

Después de tantos casos de mala practica vistos por los españoles por parte de la banca, la población ha dejado de confiar tanto en las instituciones bancarias por la falta de transparencia que demuestran. A día de hoy, las fuentes de financiación alternativa ofrecen programas bien detallados del proyecto y la ley regula el sector firmemente para proteger tanto al inversor como al promotor. Los ahorradores españoles buscan invertir dinero en proyectos que conozcan y saber como se está gestionando su dinero. Creo que desde la perspectiva del promotor, esto puede ser una ventaja: le obliga a ser más responsable y podrá acudir al inversor en situaciones complicados.

¿Por que deberían los inversores acudir a Microwd?

En Microwd ofrecemos al inversor dos motivos de peso para invertir: 1) le devolvemos un 8% al cabo de un año, una tasa de interés mucho más alta que la que puede ofrecer el mercado a día de hoy a un plazo tanto corto 2) Su inversión ayuda a una mujer en Nicaragua a impulsar su negocio mejorando así las condiciones de vida de la mujer y de su familia. Son mujeres que no tienen acceso a la banca tradicional y por lo tanto que nunca recibirán financiamiento para su negocio. En Microwd no invertimos en bonos, mercados, valores; en Microwd invertimos en personas.

¿Cuál es la principal dificultad que os habéis encontrado?

La mayor dificultad con la que nos hemos encontrado ha sido la barrera tecnológica que existe con la ONG que colaboramos. Es una ONG que compartían un ordenador entre cinco personas y que no habían sido capacitados en herramientas como Office, Dropbox, Skype, etc.. Dado nuestro modelo de negocio, necesitamos que haya un flujo de información muy grande en ambas direcciones ya que para la web necesitamos fotos, historias e información actualizado acerca de lo créditos. Dar esta capacitación al personal de la ONG, ha sido muy difícil ya que hay que entender que muchos de ellos es la primera vez que manejan un ordenador.

También hemos dado capacitaciones sobre el uso de las cámaras de fotos y conseguir buenas fotografías de las mujeres beneficiarias de los créditos. Es muy importante para atraer al inversor que la mujer salga favorecida en el crédito, y si es posible que se vea el negocio en el que pretende invertir el dinero.

Por otra parte, el principal obstáculo en la comienzo de la empresa ha sido la ley de Crowdfounding española. Nuestro modelo de negocio reside en Nicaragua y por lo tanto, la ley 5/2015 nos prohíbe operar. Hemos tenido que hablar con diferentes expertos y abogados expertos en el asunta para aclarar nuestra situación.

¿Que destacarías de Microwd?

Lo más destacable de Microwd es que es un modelo de negocio en el que todos los agentes que intervenimos ganamos.

  1. Microwd: consigue ser sostenible a largo plazo y no depender de donaciones y subvenciones. Además consigue cumplir con su misión que es conectar a inversores españoles para financiar microcréditos en Nicaragua y por otra parte cumplimos con nuestro objetivo: ayudar a mujeres nicaragüenses a mejorar sus negocios, incrementando sus ingresos y por lo tanto mejorando sus condiciones de vida.
  2. El inversor: Recibe un 8% de beneficio por la inversión realizada, que a condiciones de mercado es una rentabilidad que es muy difícil de encontrar. Además, sabe específicamente donde ha invertido el dinero, conoce a la mujer y sabe el uso que se le va a dar al dinero. Y lo más importante, sabe que su inversión tiene un impacto positivo, que gracias a ese dinero, una mujer esta mejorando su calidad de vida.
  3. La beneficiaria: Es la que más gana en este negocio. Es una mujer que no tiene acceso al crédito por lo que está muy agradecida de saber que hay alguien que confía en ella. Gracias al préstamo, la mujer podrá mejorar su negocio, y probablemente, aumente los ingresos, lo que le permitirá mejorar sus condiciones de vida y los de su familia.

¿Como seleccionáis los préstamos que ofrecéis?

Colaboramos con una ONG local, que lleva 15 años trabajando en la zona y conoce muy bien a las comunidades en las que trabajamos. Son ellos los encargados de elegir a las mujeres, valorar sus condiciones y necesidades, hacer un análisis de riesgo detallado y finalmente recopilar toda la información que necesitamos para buscar financiación.

¿Cuales son los riesgos que conllevan este tipo de inversiones y más en un país que no es España?

Nicaragua es uno de los países con mayor previsores de crecimiento para la próxima década, a día de hoy es el segundo país más pobre de Latinoamérica por lo que tiene un largo camino de crecimiento para los próximos años.

A la gente puede que le asuste invertir en mercados desconocidos, pero en este caso no se invierte en un mercado sino en personas. Tenemos una tasa de repago del 100%. El mayor riesgo en el que incurre el inversor es que la mujer no pueda repagar el préstamo por factores externos, en cuyo caso, Microwd y la ONG trabajarán para ayudar a la mujer a repagar su préstamo en las mejores condiciones posibles.

Por último ¿podrías comentarnos algunos casos de éxito de Microwd?

Hasta la fecha hemos concedido 50 préstamos y tenemos varios casos de éxito. El primer caso de éxito es el de Ángela, una mujer que tiene unas pocas tierras y cultiva grano. Ángela detecto un gran problema: toda la comunidad recolecta el grano a la vez por lo que el precio baja mucho. Solicitó un préstamo de 544$ para comprar un granero con el fin de almacenar el grano y esperar a la época de escasez cuando el precio sea más alto y tener unos ingresos extras que antes no tenia. Nos solicitó un segundo préstamo para comprar un granero más grande y así almacenar más cultivos. Este es su testimonio:

N

Otro caso de éxito es el de Mabel, una mujer que tiene una “pulpería” ( tienda de alimentación) en su casa y vende productos básicos: refrescos, alimentación productos de droguería. Nos solicita 500$ para poder aprovisionar mejor la tienda y no incurrir en posibles perdidas de ventas por no disponer de stock suficiente en su tienda.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,873, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *