En este artículo vamos a elegir entre tarjeta de crédito, préstamo rápido  o Crowdlending, vamos a ver las ventajas y desventajas de una y otra forma de financiación, cuándo es más efectiva una que otra y, sobre todo, cuál es más barata y fácil de obtener.

 

Startup Stock Photos
Startup Stock Photos

 

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un producto financiero que ofrecen las entidades financieras para facilitarles la forma de pago de las compras a sus clientes y también se pueden usar para obtener liquidez en momentos en que estas necesitado de la misma, pero el objetivo principal de la entidad que te la concede es tenerte ligado a ella cuanto más mejor y que mejor forma que ofreciéndole una tarjeta de crédito con la que te endeudes más y más, mes a mes; algunos clientes están tan entrampados con las tarjetas de créditos que se “comen” toda la nómina de forma anticipada, de tal forma que cuando llega ésta y se carga el saldo acumulado de la tarjeta más los correspondientes intereses, el cliente se queda casi sin dinero y tiene que volver al círculo vicioso de tener que utilizar la dichosa tarjeta de crédito para poder pasar el mes corriente.

Evidentemente esta forma de proceder es perniciosa y no tiene futuro, a la que la entidad financiera detecta este proceder, suele anular la tarjeta de crédito con la excusa de que dicho producto financiero no está pensado para eso y tienen razón, tarde o temprano el individuo se colapsará y no podrá continuar, es mejor parar, conseguir un préstamo y darle la vuelta a la situación, pagar la tarjeta, cancelarla e ir abonando el préstamo poco a poco hasta que el sujeto consiga vivir con sus ingresos mensuales sin tener que recurrir a la dichosa tarjeta de crédito.

Pero lo explicado más arriba acontece a la gente que no tiene mucho patrimonio ni muchos ahorros e ingresos, la mayoría de la gente que dispone de tarjetas de crédito no se ven en estas situaciones límite y las usan de forma racional para pagar sus compras de forma aplazada o a final de mes. Si pagan todas sus compras a final de mes no suelen cobrar grandes intereses, pero si aplazan sus compras entonces es cuando te pegan la clavada con intereses TAE de más del 20% en la mayoría de ellas y lo mismo que si sacas dinero en efectivo, lo cual no es muy recomendable, porque te cobran demasiado por ello y porque las cantidades que se pueden sacar son pequeñas del orden de hasta 3.000 a 5.000€ (algunas tarjetas de crédito tienen límite más alto, pero normalmente quien tiene tarjetas de ese tipo –como las Oro o Platinum- no suelen tener problemas de efectivo).

 

¿Qué es mejor para conseguir dinero: pedir un préstamo rápido, sacarlo con la tarjeta de crédito o solicitarlo mediante Crowdlending?

Vamos a analizar las tres posibilidades una a una:

1.- Solicitar un préstamo rápido.

Son prestamos de pequeña cuantía y de rápida devolución que van destinados a los que necesitan dinero de forma muy urgente y son concedidos por empresas oportunistas que inundan de las redes, los medios de comunicación escritos y la televisión, con anuncios muy llamativos con animalitos graciosos y hasta con superhéroes salvadores que te ayudarán a conseguir dinero cuando el cajero automático ya no quiere saber nada de ti.

Parece que es poco lo que te cobran pero eso es por efecto de que las cantidades son muy modestas de 75, 100 200, 300€, pero cuando haces el cálculo de la TAE (Tasa Anual Equivalente) aplicada a tú  préstamo rápido es cuando te das cuenta de que te han clavado intereses enormes, intereses más grandes del mil por cien ( En la página de Vivus dan un ejemplo y dicen que para un préstamo de 100 euros a 30 días, los intereses serían de 24 euros, lo que equivale a una TAE del 1270%) pero hemos llegado a ver  casos de cobros de intereses anuales del 3000% e incluso el doble.

Y eso que no te retrases, porque si lo haces te cobran grandes comisiones por impago y por demora que al final te encarecen mucho el coste del préstamo rápido. (En Vivus te avisan de que si no pagas te pueden cobrar una penalización por impago y mora que sería del 1,00% diario sobre el importe impagado y con un límite máximo del 200% sobre el principal, además de hincharte a llamadas e incluirte en los registros de morosos tipo ASNEF). Algunos ejemplos de estas empresas que conceden este tipo de préstamos rápidos son Cetelem o Cofidis,  Kredito 24hWongaVivusQue bueno , por citar unas pocas.

 

2.- Obtener la liquidez que necesitamos vía tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito son líneas de crédito Revolving que se pueden volver a utilizar una y otra vez, una vez hayamos pagado nuestra cuota.

Algunas tarjetas de crédito son gratuitas de mantener y te permiten obtener dinero fresco al instante;  algunas tarjetas de crédito no te cobran nada si tienes allí la nómina domiciliada y hasta te permiten sacar dinero sin coste de comisiones en todos los cajeros de España. También  te permiten aplazar tus compras hasta el mes siguiente sin cargo adicional o en varios plazos con intereses del orden del 10 al 20%.

También si sacas dinero en efectivo, y lo devuelves al mes siguiente, tampoco te cobran intereses y esto también lo puedes aplazar y devolverlo en varios plazos pagando poco más de un 10-15% de intereses anuales aunque, en algunos casos, se cobra más, hasta el 20% o más, por lo que hay que estar atento a las condiciones particulares de cada tarjeta de crédito en cuestión. Para finalizar decir que algunas de las tarjetas más conocidas son las VISA Barclaycard, la de ING Direct o la del Banco Popular-e, por ejemplo.

 

3.- Conseguir el dinero solicitando un préstamo mediante Crowdlending.

Esta puede ser una buena  solución para conseguir financiación pues la financiación por Crowdlending  es más barata que la financiación tradicional, no cobran nada por el estudio de solvencia, ni por publicar la solicitud de financiación en  su Marketplace.

Tampoco cobran nada por amortización anticipada y tampoco te obligan a contratar otros productos financieros (seguros, planes de pensiones, tarjetas) como requisito previo indispensable para que te puedan conceder la financiación.

El importe y el plazo de amortización lo fija el promotor solicitante de financiación, la empresa de Crowdlending solo le asesorará sobre qué es lo mejor para usted.

Y por último pedir un préstamo por Crowdlending  es muy rápido de solicitar y de tramitar, lo más complicado es la fase de análisis de solvencia, pero si se pasa sin problemas, el resto es muy sencillo ya que seguidamente se publica su solicitud de financiación en el Marketplace y ya cuando los inversores ya hayan suscrito el 100%, la empresa de Crowdlending se encargará de todo lo demás: de firmar el contrato de préstamo, de transferir el dinero y de cobrar las cuotas al prestatario e ingresarlas a los inversores y todo de forma online.

 

Entre en Crowdlending.es y suscríbase, le enviaremos a su casa nuestras Newsletters con interesante información sobre el mundo del Crowdlending y de las finanzas y también le haremos llegar nuestro CRIC (Cuaderno de Recomendaciones de Inversión en Crowdlending) con recomendaciones muy interesantes sobre cuáles son las mejores inversiones a realizar en las mejores plataformas de Crowdlending de España.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,883, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *