En un artículo escrito no hace mucho tiempo hablábamos sobre ¿Qué es KUETZAL?pues bien, olvídense de todo lo que se decía allí, porque KUETZAL se ha demostrado que lo que en realidad era es una ESTAFA de «tomo y lomo», pues ha resultado que los proyectos que se publicaban en su Marketplace no eran reales y esto se pudo demostrar gracias a una pequeña investigación que hicieron algunos inversores en que descubrieron que todo era mentira y que KUETZAL estaba estafando a todos sus inversores registrados hasta el punto que sus fundadores ya han desaparecido con más de 2 millones de euros de botín.

Kuetzal_logo_700X250

Se han creado muchas empresas en los Paises Bálticos (Letonia, Lituania y Estonia) al calor de la laxa legislación para el acceso al crédito de menor cuantía, así hay empresas como Mintos o Viventor que nacieron allí y que, si bien han crecido muchísimo, trabajan muy bien, con equipos bien dirigidos y organizados, y que, hasta la fecha, no han dado ningún tipo de problemas a sus inversores; pero KUETZAL es un caso aparte porque fue creada por dos jovenes emprendedores (Alberts Čevers y Romans Antonovs) con poca experiencia en finanzas y en ingeniería, y tanto así que al final ha resultado ser un verdadero fiasco porque no contaban detrás con un buen equipo gestor y porque, al parecer, lo único que pretendían era engañar al máximo de inversores posibles para luego desaparecer con el máximo de dinero posible debajo del brazo.

Los altos tipos de interés que ofrecía KUETZAL, de hasta el 21% anual, llamaban mucho la atención e invitaban a sospechar que podía ser una estafa, pero como habían otras empresas del sector que ofrecían intereses también muy altos de dos dígitos, KUETZAL ha pasado totalmente desapercibida como una más, hasta que al final un inversor con la «mosca detrás de la oreja» se dedicó a investigar a varias empresas a las que  KUETZAL financiaba su proyectos y descubrió que éstas eran ficticias, que los texto e imágenes eran «copiados y pegados» de otros sitios web, que no tenían domicilio social, que los proyectos inmobiliarios o bien no existían o bien eran terrenos vacíos  que ni pertenecían a la empresa promotora y que, por tanto o bien no estaba desarrollando nada o bien ni existía la empresa o bien se dedicaba a otras cosas que lo que decían que se dedicaba en el Marketplace.

proyecto-kuetzal

Total, que tirando del hilo también descubrieron que los fundadores se habían dado «el piro», que ya no cogían el teléfono, que cambiaron al CEO por un jovencito que no sabía nada del tema y que éste daba evasivas por respuestas; un día decidieron acercarse a la oficina y vieron que KUETZAL  las había cerrado sin previo aviso y que solo había enviado un simple email a sus inversores en el que les comunicaba que su dinero invertido no se lo podían devolver porque las cuentas de KUETZAL habían sido bloquedas por una investigación sobre Blanqueo de Capitales.

Entre los estafados hay gente que ha perdido 5.000, 10.000 e incluso más dinero, hasta un total de 2 millones de euros se sospecha que es el «Botín» que se han llevado estos dos granujas estafadores que ahora están en «Busca y Captura» por las autoridades policiales de los Paises Bálticos tras haber estafado a varios miles de inversores registrados en dicha Plataforma de Crowdlending y a los que se les permitía invertir en la empresa a partir de tan solo 100€ como inversión mínima.

web.kuetzal

Todo esto se desató a finales de diciembre de 2019 cuando diferentes miembros de la Plataforma de Crowdlending KUETZAL publicaron en una famosa Red Social todas las investigaciones que habían hecho, y que ya hemos comentado más arriba, y fue entonces cuando saltaron todas las alarmas y se produjo el «sálvese quien pueda», todo el mundo se apresuró a sacar el dinero de la Plataforma pero ya era demasiado tarde, pues los dos «pillos» ya habían vaciado las cuentas y se habían llevado todo el dinero recaudado dejando tirados a todos sus inversores regisrados, con esto se pudo demostrar que KUETZAL había sido una ESTAFA PIRAMIDAL de libro, en la que las aportaciones de los últimos inversores eran las que utilizaban para pagar los altos intereses a los inversores que se registraron primero y así siguieron, hasta que «saltó la liebre» y se descubrió todo el «pastel» y así se les cayo la máscara quedando a las claras que todo había sido una estafa.

kuetzal-care 2

Ahora la página web de KUETZAL está cerrada a «cal y canto» y a los dos fundadores no se les ha vuelto a ver el pelo, parece que la tierra se los ha tragado y ahora solo queda esperar a que la policía de los Paises Bálticos dé con su paradero y a ver si pueden recuperar algo del dinero estafado, cosa que veo muy difícil, pero la esperanza es lo último que se pierde; lo que si está claro es que se ha cumplido lo que dice la máxima a seguir siempre por el buen inversor y es que» a mayor tipo de interés remuneratorio, mayor riesgo«.

Esto supone es un palo muy gordo para el desarrollo de la inversión en Crowdlending, porque genera una gran desconfianza que se estaba consiguiendo superar, pero esperamos que esto se pueda sobrellevar y que con el tiempo se olvide, porque la verdad es que el resto de Plataformas de Crowdlending están siendo gestionadas de forma profesional por gente muy seria y que esto solo ha sido un caso aislado de dos delincuentes que han aprovechado el buen momento del Crowdlending en los Paises Bálticos para perpetrar su fechoría y desaparecer con el botín, tal y como hacen todos los ladrones estafadores protagonistas de otras estafas piramidales en el pasado.

Desde CROWDLENDING.ES queremos aprovechar la ocasión para invitar a todos nuestros lectores a que se suscriban a nuestra página web para así poder recibir nuestras Newsletters, en su correo electrónico, en donde podrá ver nuestros último artículos publicados y otras noticias del apasionante mundo del Crowdlending.

ESTEBAN LÓPEZ

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 4,743, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *