¿Cómo  puedes evitar las sorpresas en la financiación de tú empresa?

Nuestro objetivo es lograr que la financiación para las PYMES sea más fácil, flexible y transparente. La financiación de circulante, incluyendo el factoring y las líneas de crédito entre otros, es la parte más compleja de la industria. Para ayudarte a evitar los problemas a los que se enfrentan las empresas al buscar financiación, hemos preparado una lista de los cinco puntos claves a tener en cuenta.

  1. Comisiones ocultas

La falta de transparencia en el mundo de la financiación ha convertido en una tarea casi imposible calcular el coste real que las PYMEs están pagando. Dentro de las comisiones encontramos:

  • Comisiones de apertura
  • Comisiones de estudio de operaciones
  • Comisiones de cancelación
  • Comisiones sobre cantidad disponible pero no utilizada
  • Comisiones fijas por cada factura/pagaré
  • ….

Además, encontrarás todo tipo de gastos que no tendrías porque pagar. Aquí la lista es larga y puede incluir desde gastos de papeleo a cuotas de notario.

Finalmente es importante tener en cuenta que muchas de estas comisiones o costes ocultos no están incluidos en los contratos y solo se mencionan en anexos difíciles de identificar.

  1. Poca flexibilidad

En la gran mayoría de los casos, el factoring tradicional se hace en base toda la facturación de un cliente en concreto. ¿Has pensado en cuanta financiación realmente necesitas? ¿Puedes prever que necesitaras la misma cantidad durante todo el año? Esto provoca que muchas veces tengas que financiarte en momento en los que no lo necesitas y por lo tanto termines teniendo unos costes financieros mucho superiores de lo que deberías.

Además, siempre que quieras modificar/ampliar la financiación el proceso no va a ser fácil. Los períodos  que te vas a enfrentar para este tipo de modificaciones se mueven entre las 4 y 8 semanas.

  1. Comunicación con tus clientes

La empresa de factoring gestionará el cobro de todas tus facturas y se comunicará directamente con tus clientes. Aunque esto te libre del estrés de perseguir tus facturas pendientes, la desventaja es que si hay alguna demora, no tendrás control para solucionar el problema. De esta manera la relación que has construido con tu cliente puede verse perjudicada.

  1. Contratos a largo plazo y garantías

La financiación tradicional suele tener obligaciones contractuales por un periodo mínimo de 12-24 meses. Par evitar que interrumpas el contrato, existen elevadas comisiones de cancelación que no te permitirán cancelar la financiación fácilmente.

Por último, los avales o garantías personales son una práctica común en la financiación tradicional. Deberías reflexionar si quieres poner en riesgo el patrimonio personal frente inestabilidad del mundo empresarial.

Efecto negativo en tu balance

En el caso de las líneas de crédito o préstamos a corto plazo, vas a tener un límite establecido y la financiación recibida afectará a la CIRBE de tú empresa.

Te aconsejamos analizar bien los contratos y verificar todos los costes y la terminología del contrato a fin de conocer el coste real de financiación y las cláusulas que estás aceptando.

Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros (http://novicap.com/) y para mantenerte al día regístrate para recibir nuestra newsletter.

Suscríbete a Crowdlending.es y consigue más por tu dinero


Consigue más por tu dinero

De clase media a clase rica

Ya somos 1,600, ¿A qué estás esperando?

Descárgate el libro ¡Es gratis!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *